Crédito: Archivo

80% de empresas y comercios en Lara padecen por escasez de gasoil

María B. Jordán | LA PRENSA DE LARA.- Mantener funcionando calderas, maquinarias e incluso plantas eléctricas en las empresas y comercios de Lara requieren de gasoil, por lo que durante las últimas semanas cuando se ha presentado un déficit del combustible, se han visto golpeados, hasta el punto que toman alternativas y horarios de contingencia para no mermar la producción.

Giorgio Reni, presidente de Fedecámaras en Lara, dijo que el 80% de unas 2000 empresas y comercios, se encuentran afectadas por el déficit del combustible, lo que pone en jaque la llegada de la materia primera, así como la producción y distribución del producto. Ese 80% también abarca al sector primario, como la agricultura y la ganadería, cuyos representantes también son golpeados de manera directa por la falta de gasoil.

Algunas empresas hacen una lista de las actividades laborales que deben priorizar a la hora de usar el combustible, para que ninguna de sus áreas queden vacías. Pero el problema se complica pues Reni advierte que nuevamente aplican cortes de energía lo que obliga al uso de plantas eléctricas que requieren gasoil para su funcionamiento y el cual deben distribuir entre las calderas, montacargas y maquinarias.

El presidente de Fedecámaras señaló que actualmente las empresas están obligadas a cancelar el combustible a precio bachaqueado para no paralizar la producción. También optan por crear estrategias y algunas se organizan para ir hasta las bombas para que les surtan entre los priorizados. Otras empresas crean bloques de horarios y trabajan a menos de su capacidad instalada, tomando en cuenta que los lapsos de producción y traslado dependerán de la cantidad de combustible que tengan en ese momento.

Los procesos de producción y distribución en las empresas, industrias y comercios no es lo único que se ve afectado por el déficit de combustible, sino que los traslados del personal también se han visto golpeados, incluso hay empresas que han tenido que suprimir el transporte o limitarlo solo al horario nocturno pues no pueden cubrirlo.

El traslado del producto también se ve afectado, porque no puede llegar a su destino debido a que los vehículos se encuentran en una cola de combustible. A eso se le une también el sector primario, donde muchos han disminuido siembras o se les han perdido porque no tienen como transportarlas de un lugar a otro para que puedan ser comercializadas.

Afectados

En Lara son 155 empresas que integran la Cámara de Industriales de Lara, de las cuales entre un 15% y 18% son priorizadas, pero eso no los excluye de la crisis del combustible a pesar que tienen asignaciones.

Mohamed Hussein, presidente de la Cámara de Industriales de Lara dijo que desde hace un tiempo no volvió a llegarles el despacho de combustible directamente y que deben someterse a largas colas, sacar permisos e incluso esperar tiempo para que a esas industrias priorizadas les puedan surtir el gasoil.

"Por eso decimos que afectan a las industrias en general, no solamente a las que no son priorizadas" dijo Hussein, que sin duda alguna se ven aún más golpeadas.

Desde la Cámara de Industriales de Lara afirman que desde hace un mes y medio se vienen agudizando los problemas por el suministro de gasoil "porque había sido con la gasolina, pero no con el gasoil" dijo Hussein, lo que hace que se las tengan que ingeniar para poder seguir trabajando a pesar de las dificultades del combustible y no siga mermando tanto su producción como la distribución.

Déficit de gasolina va en aumento 

A pesar que en su mayoría la maquinaria y el transporte que utilizan las industrias y comercios depende del gasoil, hay unos que también trabajan a gasolina, por lo que la ausencia de ese combustible también los tienen entre la espada y la pared.

En esos casos afecta traslados de personal a las empresas y comercios, además de la movilidad de los productos e incluso para el sector primario que deba trasladarse a sus fincas para supervisar los procesos porque cuentan con vehículos que trabajan a gasolina.

Ante eso deben someterse a la compra de gasolina a un precio elevado porque hasta surtir en las estaciones de servicio premium se convirtió en un dolor de cabeza por las largas colas.

Los comerciantes dicen que a veces dependen permanecer con su mercancía en las colas, en especial los productores que vienen de otros municipios y no tienen como seguir su camino o devolverse a su lugar de trabajo.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias