Crédito: Cortesía

Monseñor Curiel publicó la simbología de su escudo episcopal

Redacción | LA PRENSA DE LARA.- Monseñor Carlos Curiel explicó la simbología del escudo episcopal que representa su gobierno pastoral. Un escudo en tonos verde amarillo y azul contentivo de la frase "ser para los demás", pues busca que su ministerio sea una entrega del don más preciado, "mi vida para los demás, buscando siempre vivir en la humildad para beneficio del otro" dijo el padre.

A través de una nota de prensa indicó que el escudo simboliza una defensa, que trata de velar por la Iglesia local y defender el rebaño que Dios le ha confiado, ahora en Carora donde asumirá mañana sábado 22 de mayo. 

El color azul que tiene en el fondo simboliza la verdad, caridad, justicia y lealtad, haciendo referencia a lo celestial: "Si han, pues, resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba donde está Cristo sentado a la derecha del Padre" (Colosenses 3, 1).

Además contiene un Báculo, que se hace Cruz y simboliza el oficio de Buen Pastor, de Buen Maestro, que guarda y acompaña con solicitud al rebaño que le fue confiado por el Espíritu Santo, que da la Vida por sus ovejas.

En el centro del escudo se logra ver el Cristo de la Concordia de Cochabamba que según explicó representa la protección del Cristo de la Concordia sobre la Ciudad, el Departamento de Cochabamba, y la hospitalidad de sus habitantes. "A sus pies y bajo su abrazo y protección, recibí mi Ministerio Episcopal. Él me envía a llevar la "Alegría del Evangelio" a Carora, a trabajar por la concordia en ella", dice.

En la parte alta del escudo se visualiza el Cerrito de la Cruz, desde este sitio se puede ver una panorámica de la ciudad de Carora. Desde una iglesia humilde, sencilla, pobre, desde la Cruz, contemplar toda Carora, su Iglesia, con una mirada con ojos del Crucificado que ha Resucitado, es decir, una mirada de ternura, de misericordia, de Amor, de entrega.

También se visualiza el Escudo de la Orden de las Escuelas Pías, lo que describe como "mi identidad como Escolapio. La devoción a la Virgen María fue un rasgo importante en la vida de San José de Calasanz, que transmitió a las Escuelas Pías. A la Orden le dio por título: "Clérigos regulares pobres de la Madre de Dios de las Escuelas Pías". La lectura completa del escudo sería: "María, Reina de Cielo y Tierra, Madre de Dios". A su lado estará siempre San José, su Esposo, con "Corazón de Padre", dice el comunicado.

En la parte baja del escudo se ve un Cují, un Cardón, un Trigo,  Tuna y la Ulala, lo que significa la tierra Anzaldina, la tierra torrense, la tierra de Urdaneta, su Pueblo, su Geografía, su Historia. "Donde desde ser caroreño, me hicieron sentir y ser un anzaldino más, un Phiri maleta, como cariñosamente se les conoce. Recordando a Mons. Romero, Anzaldo me enseñó a leer el Evangelio, me enseñó a Evangelizar y ser Evangelizado. Me enseñaron a crecer como cristiano y como católico, como sacerdote, como religioso escolapio, como educador". 

A un lado el Arco de las ruinas de la Capilla de la Divina Pastora de Carora, complementa el escudo. "Constituye un genuino ícono identificativo del municipio Torres, de Carora, que simboliza un segmento de su identidad patrimonial y de cómo la Iglesia en Carora, pese a las adversidades, sigue de pie. Expresa mi origen caroreño, mi ser Iglesia Católica".

Con información de nota de prensa 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias