Crédito: Angela Peroza

Las personas con discapacidad somos los que más sufrimos no podemos pedir cola.

Leidy Méndez{

Consultada

Las personas de la tercera edad no podemos subirnos a un camión, tenemos que esperar ajuro.

Rosa Rojas

Consultada

Por la falta de transporte y efectivo me ha tocado pedir cola, pero conductores no se paran.

Carlos Pérez

Consultado

Me he caído dos veces cuando he agarrado cola, solo he tenido golpes superficiales.

Oscar Garrido

Consultado

Guaros se exponen al pedir aventones ante falta de transporte 

LA PRENSA DE LARA.- Debido a las pocas unidades que se encuentran trabajando en la entidad por la escasez de combustible, la falta de efectivo y el recorte de las rutas, los larenses para poder llegar a su destino piden un "aventón" a camiones y hasta cisternas sin medir el riesgo que corren y la posibilidad de sufrir un accidente mortal debido a que el vehículo en cuestión no reúne las características necesarias para el traslado de personas.

En horas de la mañana y en la tarde-noche, en cualquier punto de la ciudad, se pueden ver a personas que se movilizan en la parte trasera de camiones cisternas, camiones 350, e incluso en motos, en los cuales se trasladan sin las mínimas medidas de seguridad, pues es común ver a los pasajeros en camiones sin las barandas para poder sujetarse o en motocicletas sin el debido casco y en cuyo vehículo se trasladan hasta tres personas.

Oscar Garrido, quien vive en el sector de Cordero al norte de la ciudad, contó que diariamente debe pedir una cola para llegar a su casa ya que las unidades no llegan hasta su comunidad, asegura que en dos oportunidades se ha caído de camiones en los que se sube sin ningún tipo de protección.

"Ya me he caído dos veces, gracias a Dios solo han sido golpes, me da miedo volverme a caer, pero es la única manera en la que puedo llegar a mi casa", dijo Garrido, quien trabaja en el centro de Barquisimeto y diariamente para poder trasladarse espera una unidad de Transbarca que lo lleve hasta Ali Primera y allí espera un aventón.

El último accidente registrado en Lara con saldo mortal de un pasajero que se movilizaba en un camión sin barandas ni protección ocurrió en noviembre del año pasado, cuando Freddy Lucena de 38 años, albañil y residente de Cabudare pidió una cola para llegar a su casa luego de una jornada laboral. En el camino, un movimiento brusco del conductor hizo que Freddy cayera al pavimento, lo que le generó politraumatismo y minutos después la muerte.

Larenses aseguran que el costo del pasaje y la falta de efectivo también los lleva a pedir "aventones", ya que el poco salario y el efectivo que da en el banco es insuficiente para trasladarse por una semana en busetas, sobre todo en aquellos casos en los que deben usar doble ruta.

"El efectivo que podemos sacar en los bancos no alcanza para varios pasajes porque los rutas cobran muy caro", dijo Máximo Montoya, quien vive en el norte.

Montoya explica que disponer de su salario un presupuesto para los pasajes resulta muy difícil en Barquisimeto, pues las tarifas que cobran los ruteros cambian según la ruta y el chofer. Por ejemplo, en zonas del oeste el pasaje puede costar Bs. 200 mil, pero para el norte cuesta Bs. 500 mil. En horas de la noche, los montos varían y son establecidos de forma anárquica por el conductor.

Restricciones

Las restricciones de circulación para evitar los contagios de covid-19 también implica que los larenses deban solicitar cola pues las busetas y Transbarca se recogen temprano. Sin embargo, no todas las personas tienen la "suerte" de conseguir quien les acorte el camino, sobre todo a las personas de la tercera edad a quienes poco le dan la cola.

"A mundo, eso era antes que a uno les daban la cola, uno que es mayor no le ofrecen esa ayuda, más bien van aceleran", dijo Jesús Carapica, quien se encontraba en una de las colas de Transbarca.

Rosa Rojas vive una situación similar, cuenta que debe esperar por horas las unidades de Transbarca ya que por su avanzada edad no puede subirse a un camión ni caminar largos trechos

"A mi los carros no se me paran, muy rara la vez cuando logro agarrar una cola, siempre tengo que esperar el Transbarca para poder llegar a la casa", comentó Rojas.

Larenses piden al gobierno regional que resuelva la grave crisis que vive el sector transporte para poder movilizarse por la ciudad sin arriesgar sus vidas.

Yutong no cubre la demanda

Las extenuantes colas cansan física y emocionalmente a los usuarios, pero es la única alternativa que tienen para llegar a sus casas. Esperar hasta por cuatro horas en una cola para subirse a una unidad de Transbarca se ha vuelto parte del día a día de aquellos que no tienen efectivo para llegar a sus hogares.

Usuarios aseguran que tras la llegada de la pandemia son menos las unidades que están trabajando, por lo que llegar a sus destinos a veces les parece una tarea imposible-

"Cuando uno ve que se está haciendo tarde y estoy muy atrás en la cola, ya hay que buscar otra manera para irse, porque ya a cierta hora no pasan las unidades", dijo Máximo Montoya quien se encontraba en una de las colas de Transbarca que van hacia el norte.

Larenses piden que se activen más unidades, ya que así pueden llegar temprano a sus casas y además evitan la propagación del virus, ya que cumplirían el distanciamiento social.

Transporte trabaja el 10%

Sindicatos de Transporte en Lara han denunciado que solo un 10% del parque automotor se encuentra en las calles prestando el servicio a los usuarios debido a la falta de combustible que se agravó tras la llegada de la pandemia.

Aunque los transportistas han expuesto varias veces su situación con el combustible, las tarifas, las unidades piratas y además han pedido que se active el órgano superior de transporte en el estado, pero los entes gubernamentales han hecho caso omiso a sus peticiones.

Carlos Arroyo, presidente del Sindicato del Transporte Automotor Comprometido y Organizado (Sintracor), aseguró que las condiciones para trabajar están en constante decadencia, debido a que a cada sindicato se les está asignando 30 cupos para surtir combustible, lo cual no es suficiente debido a que cada sindicato de transporte como mínimo tiene una flota de 2500 unidades.

Los transportistas que quieren salir a trabajar, por sus propios medios deben buscar para surtir combustible en las estaciones de servicio, sin embargo, el mismo no les alcanza para trabajar por varios días con normalidad.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias