Educación especial ante desafío online se ajusta a cada condición .

logo170
Educacioacuten especial ante desafiacuteo online se ajusta a cada condicioacuten

Crédito: Artemio Sequera

Durante la pandemia nos mantenemos comunicados a través de un grupo de Whatsapp

Maijovi Véliz

Representante

La mayoría de los estudiantes son de zonas foráneas y buscamos como comunicarnos con ellos

María Navea

Docente

Los profesores que no tienen un celular llegan hasta la institución para grabar los vídeos y actividades

Mercedes Mujica

María B. Jordán | LA PRENSA DE LARA.- Con la llegada de la pandemia que dio paso a las clases a distancia, los docentes de educación especial enfrentan un doble desafío, ya que al no tener el contacto directo con estudiantes que tienen alguna discapacidad deben idear estrategias y modificar las planificaciones educativas al punto de hacerlas casi personalizadas para garantizar la comunicación pues cada caso reúne condiciones especiales diferentes.

La falta de equipos tecnológicos es el mayor desafío que tienen no solamente los profesores, sino también los padres y representantes, pues es una herramienta que deben utilizar a través de las clases a distancia que ya sumaron más de un año. Ante eso, los docentes que atienden a estudiantes con discapacidad visual, auditiva y motora se las ingenian para no paralizar las actividades.

A través del plan "Cada Familia Una Escuela" envían los lineamientos y las evaluaciones que deben hacerse durante determinadas semanas. Los vídeos, fotografías, guías y demás material académico con algunas estrategias que utilizan los docentes para llegarle a los padres y estudiantes son los métodos más comunes en esta modalidad de educación, pero en su caso han tenido que adaptar la programación porque cada estudiante tiene una discapacidad y una necesidad diferente.

Yohelis Nelo, profesora de la Escuela Luis Braille, explica que debe personalizar cada asesoría y enviarla a través de Whatsapp con el objetivo de garantizar el aprendizaje en cada estudiante cuya discapacidad varía, pues hay alumnos que tienen pérdida total de la vista y otros que si pueden ver a cierta distancia. De allí que ellos da asesorías presenciales a los padres a quienes aclaran dudas para que ellos se conviertan en multiplicadores de la información en casa.

"A veces hasta las asesorías son difíciles en esta pandemia, porque la mayoría de estudiantes vive en municipios foráneos y con esta crisis se les complica trasladarse al plantel. Hay casos en los que yo los visito a su casa, si el padre lo requiere" detalló.

Nelo reveló que cuando llegó la pandemia había mucho temor de no saber qué iba a pasar con sus estudiantes "pero siempre hemos tenido el contacto, algunos directo y otros por teléfono, no hemos paralizado ninguna clase y lo hacemos con vocación".

En la escuela Luis Braille atienden a niños con discapacidad desde los seis meses de edad. Tienen el programa sordoceguera, preescolar, de primero a sexto grado y también tienen un programa de jóvenes y adultos a partir de los 15 años, siendo alrededor de 124 estudiantes en total, de los cuales 60 tienen discapacidad visual.

Estrategias

Contar con las herramientas correctas para las clases en casa es también una traba para los padres que durante la pandemia han ocupado la tarea de los docentes. De allí que los docentes ayudan a los padres a reinventarse y adaptarse a lo que tienen en casa y en base a esas herramientas envían estrategias educativas personalizadas a través de vídeos.

Para la estimulación auditiva requieren de una pelota con sonidos, al no tenerla usan un juguete que suene, o llenan un envase de refresco con granos o arroz generando así diferentes sonidos. En el caso del tacto utilizan alfombra, telas, cartones de huevo y algodón para ir recreando las diferentes texturas. En el caso de la estimulación auditiva usan linternas o el celular ante la falta de una lámpara especializada.

Maijovi Véliz, quien tienen un hijo de tres años con discapacidad motora, auditiva y visual dijo que al principio fue difícil manejas las clases online, pero poco a poco se fueron adaptando. "Todas las actividades las envían por Whatsapp por medio de un grupo que creamos con la maestra que nos va asesorando", añadió. Contó que ella creó en su casa un cuarto oscuro donde estimula a su hijo con lámparas cuyas terapias son indicadas por la docente.

En la Unidad Educativa Audición y Lenguaje (Icoal), atienden a estudiantes que van desde inicial hasta preescolar y la mayoría son de zonas alejadas. De allí que las asesorías académicas en el plantel son planificadas entre padre y docente quienes establecen hora y día de acuerdo a sus disponibilidades.

Sin embargo, docentes graban vídeos en lenguaje de señas y se los envían a los representantes para que sus hijos vean clases como en el aula. El docente que no cuenta con un celular para grabar los vídeos se moviliza hasta la institución y atiende a los estudiantes en asesorías personalizadas para evitar aglomeraciones.

Los docentes dicen que el apoyo tanto de los profesores como de los representantes es fundamental en esta modalidad.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias