Opinión: El ideario colectivo venezolano 

Posiblemente, el último trimestre del año el país se verá inmerso en una nueva dinámica electoral. Por ende, es menester dimensionar las aristas del escenario político y ofrecer algunas perspectivas para fortalecer el liderazgo que se haga democrático.

Desde la década de los '80 los venezolanos hemos tenido evidencia de lo que implica la formación del ideario colectivo. Fue el filósofo y sociólogo francés Edgar Morin quien acuño la frase y la conceptualizó diciendo: "el ideario colectivo designa un conjunto de mitos y símbolos que en cada momento funcionan efectivamente como de mente social colectiva".

Así las cosas, en aquella década una frase recorría con mucha fuerza la geografía nacional. Algunos pudieran decir que era un anhelo de los venezolanos, otros pudieran decir que era una necesidad, incluso después de lo visto pudiera entenderse como la peor necedad que tuvimos como sociedad.

Esa frase era: "aquí hace falta una cachucha" acompañada de una frase subsecuente que traía la figura de Marcos Pérez Jiménez para argumentar que - en tiempos del general - se podía dormir con la puerta de la casa abierta y no pasaba nada.

Desde la óptica anterior, la cachucha era un llamado de atención a la clase política del bipartidismo venezolano que ya mostraba síntomas de desapego a la institucionalidad y mucho interés por la corrupción.

La impresión de quien escribe estas líneas es que la cachucha tuvo una primera manifestación en el año 1989 o lo que muchos conocen como el caracazo, si bien es cierto marco el punto de partida para que la cachucha se manifestara, también tengo que decir que su poca efectividad (entre otras cosas) se debió a que no había una cara que representará y liderizará lo que se venia gestando en el ideario colectivo venezolano.

La segunda expresión fue en 1992 y la precisión que distingue este escrito de otros análisis es que si hubo una cara que representara las expectativas construidas por nuestra sociedad. Es decir, la asonada golpista trajo un outsider a la arena política que las masas convirtieron en "la cachucha". Lo demás es historia que ustedes conocen muy bien 

Pueden seguir leyendo tranquilos que no llegaron hasta aquí para que les hablara bien de Chávez.

Casi veinte años después de aquel 1998 que marco el ascenso del exteniente coronel a la primera magistratura venezolana empezó a aparecer lo que desde mi criterio es la formación del segundo ideario colectivo nacional. En los estudios de opinión de ese momento apareció la figura de un empresario nacional que todos conocemos muy bien. Se trataba de Lorenzo Mendoza.

Tampoco les voy a hablar bien o mal del señor Mendoza, el articulo no se trata de eso, así que continúen leyendo.

Pero vamos a dar una mirada al perfil del mencionado, es allí donde radica la importancia del estilo de liderazgo que andamos buscando lo venezolanos pero que lamentablemente no hemos encontrado uno en el establishment político actual uno que medianamente se parezca.

Resulta interesante el carácter civil que tiene el prototipo de liderazgo que se viene gestando en nuestra sociedad, mucho más, cuando miramos en la historia "patria" y vemos la cantidad de militares que han dirigido el país. Como aspecto complementario vale decir que este civil defiende el trabajo y las buenas prácticas empresariales.

Por otro lado, una mirada superficial al perfil en cuestión, pudiera llevarnos a pensar que se trata de un gerente/empresario exitoso. Pero me parece que la cualidad relevante está asociada a la productividad, habida cuenta de lo que implican las marcas que dirige este empresario venezolano.

Si nos detenemos un momento para juntar los aspectos relevantes del tipo de líder que estamos buscando los venezolanos para dirigir la nación. Se trata de un civil que sea productivo.

Y no se trata de descorchar champaña por el descubrimiento, pero si es conveniente hacerse algunas preguntas, por ejemplo, 

¿Cuál de los líderes políticos de cualquier lado de la historia defiende la civilidad como civil? No como un "caudillo" de esos que quiere salvar y rescatar a Venezuela.

¿Cuál de ellos entiende y hace entender la política como una actividad productiva para la sociedad y no como vertiente de un negocio para sus fines personales?

Esas respuestas se las dejo a cada uno de ustedes.

Pd. En este articulo solo dejamos evidencia de dos aspectos relacionados a las expectativas de liderazgo. También dejamos evidencia que ninguno de los actores políticos esta consustanciándose con lo que le interesa a las mayorías, siguen repartiéndose culpas entre el mandato de los muertos y las heridas del pasado.

Escrito por: Doriam González

Twitter: @Doriam_gon

Instagram: doriam_gon

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

Elecciones y vocación de poder

| comentarios

Opinion

Ángel Medina: Hay que conocer sobre las comunas

| comentarios

Opinion

Parlamentando: Negociación Firme

| comentarios