Es preocupante porque tengo que estar pendiente de la casa y también explicando

Sonia Varela

Consultada

Las clases siguen igual en la casa y van a la escuela a buscar las tareas y entregarlas

Norma Borges

Consultada

Se hace complicado porque yo no cuento con un celular para saber las tareas que envían

Elizabeth Timaure

Consultada

Uno busca en libros pero hay temas que envían que son nuevos y no salen en ellos

Vanesa Gordillo

Consultada

Padres asumen el desafío de la enseñanza en un país en crisis

María B. Jordán | LA PRENSA DE LARA - Luego de la suspensión de las clases presenciales por la llegada de la pandemia al país, las clases a distancia se han convertido en todo un desafío, porque los padres y representantes toman el papel de docentes sin una preparación académica y se enfrentan a dificultades para explicar contenidos, además deben lidiar con la ausencia de servicios y equipos tecnológicos, lo que impide impartir una educación de calidad y cuyas funciones deben compartir con las labores domésticas.

Para los padres esto genera una preocupación grande porque sienten que sus hijos no están completamente preparados ni reciben la formación correcta. Señalan que muchos contenidos quedan en el aire pues requieren de la presencia del docente.

Otra de las preocupaciones de los padres es que en la mayoría de las zonas populares de Barquisimeto no cuentan con las herramientas tecnológicas como un celular inteligente, computada y acceso a internet, lo que también suma que los contenidos estén a medias porque los libros están desactualizados y las bibliotecas están cerradas.

Un claro ejemplo es el de Sonia Varela, quien vive en Portachuelo, vía Carorita y tiene dos hijos, una en séptimo y otro en primer grado. "Yo debo ser madre, ama de casa, salir a comprar la comida y también ayudar a mis hijos con las tareas" explicó esta madre que aunque logró el bachillerato, hay contenidos que no domina como la matemática y el inglés por lo cual no sabe como dar esas clases a su hija.

Esta mujer, quien dice ser una fiel creyente de que la educación es importante para sus hijos y para el país, dice que no se detiene ante las dificultades como la falta de internet, celular inteligente y asesorías pedagógicas, además en ocasiones sienta a sus hijos en una mesa cerca de ella mientras está preparando los alimentos en el fogón. "Yo estoy cocinando, tragando humo y los estoy monitoreando. A veces al más chiquito le pregunto las vocales sin moverme del fogón, todo para mantenerlos activos", narró.

Elizabeth Timaure, otra madre larense que hace de docente, explica que sus hijos siempre presentan retrasos en la entrega de las tareas porque ante la falta de internet acude a libros como apoyo pero los que tiene en su casa están desactualizados, lo cual complica la elaboración de trabajos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Estudiantes universitarios exigen vacunas

| comentarios