Cierre de neonatología pone en vilo la vida de recién nacidos

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- La falta de personal de enfermería y equipos dañados habrían obligado al cierre del área de neonatología del Hospital Pastor Oropeza de Barquisimeto, con lo cual la vida de los recién nacidos prematuros o con complicaciones está en juego. Directivos explicaron que se trata de una medida momentánea por lo cual la fusionaron con la sala de UCI.

Enfermeras del recinto denuncian la medida como una arbitrariedad pues con la fusión se limita a solo 2 cupos para recién nacidos y enfrentan el riesgo de remitir casos a otros centros asistenciales, que puedan estar colapsados.

Según el personal no tenían conocimiento de esta medida y se enteraron este lunes al leer en la puerta: "Retén cerrado" y les preocupa porque en el área hay enfermeras titulares de hasta 25 años de carrera. Una situación que termina en un embudo progresivo, al especificar que neonatología contaba con 16 cupos para pacientes, pero el déficit sólo permitía el ingreso de 4, ya que el resto de las incubadoras están dañadas y de 10 ventiladores solo 1 funcionaba. Ahora solo tendrán los 4 cupos de UCI, compartidos entre 2 para estos recién nacidos tan delicados y los 2 restantes de cuidados intensivos.

Ante la polémica, ayer la directiva sostuvo una reunión con el personal y explicó que se trataba de una salida transitoria por 15 días, porque van a pintar la unidad de neonatología. Un argumento poco creíble, ya que el grupo de enfermeras señala que las paredes son de cerámica, además que la luminaria fue instalada hace dos meses.

"Se trata de la consecuencia de lo que denunciamos del sistema de salud y la mala gestión. Si prestan servicio de sala de parto, ¿cómo aseguran los cuidados especiales sin neonatología?", denuncia Elda Jiménez, presidenta del Colegio de Enfermería, al advertir que no todos los pacientes pueden ser ingresados en el hospital central o en el pediátrico, que también están colapsados.

Recordó que una de las propuestas ante el déficit de enfermeras es la unificación de ciertos servicios, pero sin ir cerrando filas de áreas imprescindibles. Además del riesgo de este tipo de emergencia, cuando ya llegan como extrahospitalarios a otros centros de salud y pueden tener inconvenientes para el ingreso inmediato.

Se trata de una radiografía por la acentuada falta en enfermería que se registra a más del 65% en Lara, según Jiménez, con una data que puede ser muy variante por los bajos sueldos que se estiman desde casi Bs 5 millones y puede llegar a Bs 10 millones entre bonos o antigüedad. De allí, están forzadas a abandonar y quienes se mantienen soportan una carga asistencial, que puede ser tan exagerada como en la maternidad del hospital central, cuando una enfermera atiende hasta a 80 pacientes diarios.

"Nosotras no somos las perjudicadas porque trabajamos prácticamente gratis...Es la vida de los recién nacidos", dijo una enfermera del seguro.

Trabajan con la mitad de personal

Según Jiménez, el alto déficit es mayor en el hospital central Antonio María Pineda con 1.300 enfermeras de las más de 2.500 con las que debería contar. De allí, que piden el apoyo de estudiantes de quinto o sexto semestre de Enfermería de Unefa, con la debida supervisión.

También conoce de casos, de familiares que cancelan una enfermera particular, quien se hace pasar por pariente para cuidar del paciente hospitalizado. Todo por falta de personal.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Lara suma casi 12 mil casos por coronavirus 

| comentarios