Colombia exige respeto a los derechos de civiles en la frontera

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- El Gobierno de Colombia exigió este lunes respeto por los derechos humanos y la vida de la población civil en la frontera con Venezuela, tras los recientes enfrentamientos entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) contra un grupo de disidentes de la exguerrilla de las FARC.

"Los enfrentamientos armados en la zona limítrofe de Arauca y Apure están afectando gravemente la vida de la población civil y ha obligado a familias a abandonar su hogar y sus pertenencias. Exigimos el respeto de esta población vulnerable", apuntó la Cancillería colombiana a través de la red social Twitter.

Ante la grave situación, el Gobierno colombiano aseguró que continuará con su apoyo a los miles de desplazados por el conflicto en la frontera, además "resalta la importancia de la cooperación internacional en esta respuesta humanitaria". 

Más temprano, Venezuela dijo el lunes que creó un comando especial militar en una zona fronteriza con Colombia, donde se han registrado enfrentamientos con grupos armados ilegales en los que han muerto ocho uniformados.

Venezuela ha reportado desde mediados de marzo choques con irregulares que vincula al paramilitarismo de Colombia, sin mencionar a rebeldes disidentes de los acuerdos del gobierno colombiano con las guerrillas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, señalan especialistas y grupos de derechos humanos.

El ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino, dijo que la llamada Zona Operativa de Defensa Integral o Zodi tendrá carácter temporal y operará en el estado Apure, y donde se han producido los combates desde el 21 de marzo.

Padrino no dio detalles de cuántos militares integrarían esa nueva unidad y sólo agregó que contaría con todos los equipos y hombres que necesitara para atender al menos tres de los siete municipios de Apure en los que regirán restricciones en el horario del transporte y el comercio.

Agregó que hasta ahora han muerto ocho militares venezolanos, 34 han resultado heridos, mientras nueve integrantes de esos grupos ilegales fueron abatidos y 33 están siendo procesados.

Al menos 5.000 habitantes del poblado de La Victoria, en Apure, ha abandonado la zona huyendo hacia Arauquita, en el departamento colombiano de Arauca. El ministro Padrino dijo que el censo oficial venezolano da cuenta de 3.500 desplazados.

Con información de: Reuters

Ver más:
Otras Noticias