Niño de 6 años murió tras ser mordido por una serpiente en Sanare

Luis Felipe Colmenárez | LA PRENSA DE LARA.- La falta de combustible y la escasez de suero antiofídico condujeron a la muerte a un niño de tan solo seis años que fue mordido el día de ayer en horas de la tarde por una serpiente Bothops asper, conocida como "mapanare rabo amarillo".

El hecho se produjo en Sanare, municipio Andrés Eloy Blanco del estado Lara. La madre del pequeño contó que el niño se encontraba en el patio de su vivienda jugando y no se percataron de la presencia de la víbora que minutos más tarde enterró sus colmillos en las piernas del menor.

Ante la falta de gasolina, los familiares buscaron la manera de trasladar al pequeño hasta el centro de salud más cercano, no obstante, debido a la falta del antídoto, fue referido hasta el hospital pediátrico Dr. Agustín Zubillaga de Barquisimeto.

Luis Contreras, capitán del Cuerpo de Bomberos del Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos (INEA), comentó que la cantidad de suero que le suministraron al pequeño no fue suficiente para combatir todo el veneno que le inyectó la serpiente, por lo que pasadas las 8:00 de la noche, falleció.

Contreras detalla que el veneno de la Bothops asper produce alteración de la coagulación sanguínea, daño a los tejidos de la piel, insuficiencia renal e incluso la muerte si no se suministra el antídoto dentro de las primeras seis horas después de la mordida.

Hasta la fecha cinco personas han muerto en Venezuela por mordedura de serpiente, cuatro de estos decesos corresponden a menores de edad.

Otras Noticias