Uno se asoma en cualquier parte y los precios son otros. Por eso es que uno cada día compra menos comida

Henry Rodríguez

Consultado

Todo está el triple en comparación al año pasado, la comida aumenta demasiado y no se puede comprar

Ignacio Perozo

Consultado

El precio de las verduras si se han mantenido, lo que cambió fue las ventas que están regulares en estos primeros meses

Ángelo Ortega

Consultado

La gente sigue comprando la charcutería perro no todos, pues quienes ganen sueldo mínimo no pueden

Boris Mendoza

Consultado

Precio del pollo sube un 58% a principios de febrero

María B. Jordán | LA PRENSA DE LARA.- La inflación que vive el país sigue haciendo de las suyas, y el precio del pollo, sea picado o entero, es un reflejo de ello. A inicios del mes de enero, el kilo se podía conseguir en Bs. 2.800.000, sin embargo, el precio de ayer era de Bs. 4.450.000 dependiendo del lugar donde lo busquen. Este incremento representa un 58 % en tan sólo un mes.

El aumento descomunal de esta proteína avícola hace que los guaros opten por comprar más granos y carbohidratos que pollo. Sin embargo, los precios de los víveres tampoco escapan de la hiperinflación mientras que el venezolano sigue devengando el mismo salario.

La harina PAN, un producto que es casi obligado en un casa venezolana, también sufrió aumento. Al cierre del año el precio era de Bs. 1.500.000, hoy es de Bs. 1.900.000, lo que significa el 26 % de incremento.

"El que no trabaja no come, todo está en aumento" fue la expresión del señor Henry Rodríguez, quien detalló que cada día se hace cuesta arriba poder comprar un mercado completo como se hacía en años anteriores porque la plata no alcanza.

Según datos que publicó el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas) para el cierre del año la canasta alimentaria familiar se ubicó en 247,28 dólares y aunque aun no tienen datos del cierre de enero estiman que haya un incremento por lo que un trabajador de la administración pública que gane salario mínimo está lejos de poder adquirirla.

Rodríguez explicó que tienen que salir a diario a ofrecer sus productos, pues se dedica al comercio informal "y es difícil, no me imagino esa gente que devenga 2 o 3 dólares de sueldo", asegurando que la realidad se ve a diario cuando entra a preguntar los precios de cualquier producto en un supermercado y ya en cuestiones de días cambió.

La carne se ubica en Bs. 5.800.000, mientras que la caraota negra, un rubro que se consumía con mayor incidencia en zonas populares, ya cuesta 4 millones el kilo.

El economista José Guerra en su cuenta en Twitter explicó que se trata de una tendencia alcista en los precios de la cesta básica debido a la depreciación de la moneda y de seguir así el costo de la comida seguirá su rumbo.

Los vendedores también detallan que a pesar que siguen vendiendo la cantidad que llevan las personas cada vez se torna menos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias