Sus compañeros le decían la "Boa", fue Polilara y luego se retiró y comenzó a formar parte de las filas de la PNB. Una fuente policial indicó que él estaba destacado en Alí Primera.

Jorge Sánchez

Era oficial de la PNB, perteneció a la Brigada de Respuesta Inmediata (BRI). Sus compañeros estaban ayer en el sitio, todos se lamentaban por la forma en la que le quitaron la vida.

Luis Linarez

Funcionarios de la PNB fueron acribillados a tiros en emboscada 

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- Minutos de terror vivieron en el sector La Plaza de El Potrero, al norte de Barquisimeto, tras una emboscada en la que fueron acribillados dos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de Lara. Pasadas las 2:00 pm de ayer se escucharon alrededor de 200 disparos que al principio los vecinos confundieron con una explosión de transformadores, pero al ver que las detonaciones eran en ráfagas supieron que eran delincuentes.

A Jorge Sánchez, conocido como la "Boa" y a Luis Linarez Arape, ambos funcionarios de la PNB, los acribillaron a tiros cuando iban a bordo de una moto por el sector La Plaza, al parecer los uniformados fueron emboscados por los criminales tras una persecución.

Eran cuatro criminales que se trasladaban en una Hilux blanca, en medio de la emboscada dos de los sujetos vestidos con prendas alusivas a las FAES se bajaron de la camioneta con armas largas, presumen que AR-15, y comenzaron a disparar en contra de los uniformados, quienes no tuvieron tiempo para repelar la acción. Uno de lo matones se agachó y disparaba sin bajar la guardia, mientras que los cuerpos caían sobre la carretera de tierra.

Detallaron que uno de los criminales corrió y se acercó más a los policías y le disparó en la cara. "Ya basta que más le van hacer", se escuchó un grito en medio del silencio luego de la ráfaga, era un vecino de la zona que pedía clemencia. Los criminales tomaron las armas de reglamento de ambos agentes, se montaron en la camioneta, retrocedieron y arrancaron hacia la vía que conduce a Cambural, estado Yaracuy.

Cuando los habitantes escucharon el motor de la camioneta abandonando el sitio se asomaron a ver qué pasaba, observaron a dos personas tiradas en el piso y a su lado una moto. Salieron de sus casas y al acercarse se percataron que eran policías, pues estaban uniformados.

"Fue algo macabro lo que les hicieron. Se ensañaron con esos hombres, uno tiene la cara irreconocible, la pared de una casa quedó chispeada de sangre", sostuvo una vecina de la comunidad.

Reportaron el hecho de inmediato y no pasaron ni 10 minutos cuando varias patrullas llegaron al sitio, mientras que por radio pedían apoyo a todos los cuerpos de seguridad para que cercaran al estado Lara y Yaracuy, pues presumían que los delincuentes iban con destino al vecino estado.

Vidrios rotos

El ataque a tiros dejó conmoción en los habitantes de El Potrero y daños a dos casas de la zona. En una de las viviendas un proyectil impactó en el vidrio de una ventana, mientras que en la otra entró por la cocina e impactó un reproductor, no se reportaron personas heridas solo la trágica muerte de los uniformados.

Los vecinos contaron que cuando los criminales estaban huyendo casi arrollaban a dos personas, pues iba a exceso de velocidad.

"Iban como alma que lleva el diablo. Es muy lamentable que eso haya ocurrido en esta zona que es tan tranquila pero que ahora nos deja un temor porque esto puede seguir", soltó un vecino.

Con lupa

Funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc llegaron a la escena del crimen para iniciar con las experticias y buscar hasta el mínimo detalle. Interrogatorios, casquillos colectados e inspecciones en las casas cercanas fue parte de lo que hicieron los uniformados.

El sitio estuvo resguardado por funcionarios de la PNB y Polilara, quienes no permitían el acceso de personas ni siquiera a los familiares de las víctimas.

Pasadas las 4:00 de la tarde, un grupo de familiares de una de las víctimas llegaron hasta el sitio y pedían con súplicas ver los cuerpos, pero los policías les decían que no, para ellos era muy doloroso que su familia observaran como habían quedado.

"Hijo de mi corazón" gritaba y lloraba la madre del funcionario, mientras observaba como los detectives del Cicpc hacían las experticias.

Los cuerpos fueron llevados hasta la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda.

Compañeros de Luis y "Boa" estaban muy tristes, pues decían que ambos eran excelentes funcionarios y muy amigos, en redes sociales demostraron su aprecio hacia ellos. Lamentaron su muerte y esperan hacer justicia por ellos.

Aplican "cacería" a los implicados

Tres hombres murieron en operativos de comisiones mixtas de la PNB y FAES en presuntos enfrentamientos entre Lara y Yaracuy. Al parecer los hombres estarían implicados en el ataque a tiros contra los uniformados.

Una fuente policial destacó que dos de los hombres murieron en la zona norte de Barquisimeto, uno fue en el sector Corderito, a pocos metros de donde ocurrió el doble homicidio de los policías, mientras que el otro tiroteo fue en otra comunidad cercana.

Según el reporte policial, los dos muertos de Lara tienen que ver con el crimen de los uniformados, sin embargo los cuerpos de seguridad siguen con las investigaciones.

Los hechos ocurrieron horas después de la muerte de los policías. En Cambural, estado Yaracuy habría ocurrido otro presunto enfrentamiento contra funcionarios del vecino estado. Sobre este caso no hubo mayores detalles.

En horas de la noche los operativos por parte de las FAES seguían en las zonas boscosas del norte y parte de Cambural, pues fuentes policiales aseguraron que están tras la pista de los homicidas.

Durante la tarde de ayer se corrió un rumor que la camioneta en la que se trasladaban los hampones fue abandonada en Cambural, sin embargo fuentes policiales negaron esa información y detallaron que continúan en la búsqueda.

Sin identidad

A la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda fue ingresado un hombre sin identificación y según la versión policial, presuntamente, se enfrentó a la comisión.

El hombre de piel morena, contextura delgada y que vestía pantalón amarillo, franela negra y zapatos deportivos azules, no cargaba documentos que lo pudiesen identificar según explicó una fuente interna del principal centro de salud.

Fuentes del área patológica detallaron que durante la noche de ayer no llegaron familiares para reconocer los cuerpos de los presuntos implicados en las muertes de los PNB.

Piden apoyo a policías en las vías

Funcionarios de seguridad se desplegaron en varias zonas de Barquisimeto y hasta Yaracuy para dar con los responsables del crimen de los PNB.

En la intercomunal Barquisimeto-Duaca estaban varios puntos de control y paraban a los vehículos para revisarlos.

Pero en el norte, sitio donde ocurrió el crimen, no fue la única zona donde hubo presencia de funcionarios, pues en el este y oeste de Barquisimeto también estaban los uniformados de diferentes cuerpos de seguridad del estado.

Una fuente policial detalló que por órdenes de las autoridades de seguridad del estado los policías debían trasladarse a varios puntos de control para así tratar de dar con la camioneta Hilux blanca donde iban a bordo unos malandros vestidos con uniformes de las FAES.

"Muchos delincuentes han optado por usar prendas alusivas a los cuerpos policiales para pasar desapercibido por los puntos de control. Esa es una lucha que tenemos para lograr desmantelar esas bandas", comentó un jefe policial.

Hasta altas horas de la noche de ayer, funcionarios seguían desplegados en los dos estados.

Diez policías caídos

En los últimos tres años en Lara han sido asesinados 10 funcionarios de diferentes cuerpos de seguridad, en 2019 ocurrieron tres crímenes y luego de un año murieron dos, según las cifras que año a año ha registrado el equipo reporteril de LA PRENSA.

Durante el año 2019 fueron asesinados tres funcionarios, entre los casos está Delvis David Durán Quintero (24), oficial de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) fue asesinado de un disparo, en la avenida principal del sector 24 de Julio, al oeste de Barquisimeto.

Durán supuestamente, andaba franco de servicio en su moto en las cercanías de 24 de Julio cuando fue interceptado por unos tipos a bordo de un vehículo dos ruedas y a los pocos minutos le dispararon. Sobre su crimen hay varias versiones entre las que destacan el robo.

Ese mismo año, pero en abril un Polilara y un PNB fueron asesinados en Cerritos Blancos, presuntamente, los mataron para robarles sus armas de reglamentos.

Durante el año 2020 no se registraron muertes violentas donde figuran los uniformados.

Otras Noticias