Crédito: Archivo

Reo muere por desnutrición en la comisaria de Cabudare

José D. Sequera | LA PRENSA de Lara.- De un shock hipovolémico y hemorragia digestiva producidas por un cuadro de desnutrición, un privado de libertad de la comisaría de Polilara de Cabudare murió la madrugada del pasado sábado en el Hospital Central Antonio María Pineda.

Identificado como Johan Miguel Rondón Rodríguez (29), el privado estaba en la comisaría desde abril del año pasado por robo de vehículo agravado. Según fuentes policiales, él había manifestado sentir malestar desde el pasado 1 de julio y los uniformados lo habían trasladado hasta el ambulatorio de Cabudare, donde fue atendido.

Sin embargo, los días pasaron y las condiciones de salud siguieron empeorando y los familiares le mandaron a hacer exámenes médicos. Ya para el viernes en la noche, Rondón tenía fuertes dolores abdominales y diarrea con sangre.

Su estado alarmó a los policías de la comisaría, quienes lo trasladaron hasta el Hospital Central, donde después de su ingreso los médicos le diagnosticaron un caso severo de desnutrición. Pasada las 12:00 de la medianoche, Rondón sufrió el shock hipovolémico del que no se recuperó.

El equipo reporteril de LA PRENSA intentó ubicar a los familiares de Rondón para que diesen más detalles sobre su caso, pero no lograron ser ubicados.

Antes de Rondón, el último muerto que hubo en centros de reclusión preventiva por enfermedades fue el pasado 27 de junio, cuando dentro del Eje de Homicidios del Cicpc Henry Jesús Mendoza murió de tuberculosis.

Mendoza llevaba varios días hospitalizado, pero nunca logró recuperarse. Él estaba detenido por tráfico ilícito de materiales estratégicos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias