Lara marcada por una deacutecada sangrienta con maacutes de 8 mil muertes

Crédito: Archivo

Lara marcada por una década sangrienta con más de 8 mil muertes

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA - Desde 2010 cada rincón del estado Lara se ha manchado de sangre. Según cifras que cada año registra LA PRENSA DE LARA, en una década han muerto de forma violenta 8 mil 21 personas, diez años en los que familias larenses han llorado amargamente la pérdida de un ser amado producto de la violencia desatada en Venezuela.

Año tras año el estado se tornaba más violento, en 2010 fueron perpetrados 756 crímenes, en 2011 fueron 853 muertes, mientras que en 2012 las cifras subieron a 1040 muertes, en 2013 ocurrieron 939, 2014 cerró con 801, seguido de 2015 con 887, 2016 con 841 muertes. Desde el año 2017 las cifras de crímenes comenzaron a bajar y ese año se registraron 752 muertes, al año siguiente en 2018 el número bajó a 428 muertes y en 2019 a 412 muertes.

El recién finalizado año 2020 cerró con 313 muertes violentas, de los cuales 197 fueron en manos de cuerpos de seguridad y los otros fueron cometidos por delincuentes, familiares o amigos de las víctimas.

Durante la década, el estado crepuscular vivió la masacre de la cárcel de Uribana considerada una de las más sangrientas y grandes de la historia de Venezuela. El 25 de enero de 2013 lo que sería la revisión, conteo y requisa, desencadenó una matazón, que terminó con 63 personas muertas, entre ellos dos pastores evangélicos y un GNB, además de más de 100 heridos.

Esa mañana del 25 de enero la requisa estaba anunciada por el mismo director del penal e incluso negociada con "los pranes". Los funcionarios pretendían buscar hasta "debajo de las piedras" todo lo que generara violencia dentro de Uribana.

Para el año 2015 las muertes en manos de los cuerpos de seguridad bajo la modalidad de resistencia a la autoridad comenzaron a ascender, ese año cerró con 82 muertes, para el año 2016 aumentó a 179, el 2017 con 117 y en el año 2018, luego que las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) se instalaran en la región larense, las muertes por presuntos enfrentamientos se elevaron a 227, mientras que en 2019 la cifra seguía disparada con 251 y en el año 2020 bajó a 197, según defensores de los Derechos Humanos esto se debe al informe de Michelle Bachelet, alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, en el cual pidió al Gobierno nacional disolver el cuerpo policial.

Otro año que quedó marcado para los larenses fue 2017, se registraron 752 crímenes y durante cuatro meses donde un total de 22 personas murieron a causa de heridas por arma de fuego a consecuencias de hechos ligados a las protestas antigubernamentales que hubo entre abril y agosto y que ubicó a la región como la segunda con más caídos en Venezuela.

En 2018 ocurrió el triple homicidio de los hermanos Durán Barreto. En febrero el "Caín guaro" fue detenido luego de que, presuntamente, confesara el asesinato de sus tres hermanos Francisco José (52), conocido como "Panky", Misnarda (53) y Oswaldo Enrique (49) Duran Barreto.

Presuntamente, la ambición por una vivienda volvió loco al "Caín guaro", para ese mes se supo que la razón de este triple crimen fue por una casa que era una herencia materna. Fuentes ligadas a la investigación contaron, que el "Caín guaro" no actuó solo, sino que su sobrino lo ayudó a cometer el macabro crimen.

Dos décadas

En las últimas dos décadas más de 300 mil venezolanos fueron asesinados, lo que arroja un promedio de al menos 41 homicidios por día, según datos del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), tras publicar el informe de los 20 años, desde que Hugo Chávez tomó la presidencia del país.

"Hace 20 años tuvimos 4.550 homicidios al año y el año 2018 tuvimos 23.000 muertes violentas", reportó el director de la ONG, Roberto Briceño León.

Cifras bajan

En 2020 las cifras de crímenes bajaron. Durante el año se cometieron 313 muertes, siendo la actuación policial la más letal y este fue el año con las cifras más bajas en los últimos diez años en Lara.

Durante el primer semestre del año, se cometieron 184 muertes violentas, lo que ubicó a enero como el mes más sangriento, registrando 46 crímenes, seguido de mayo con 38. En julio ocurrieron 29 muertes; agosto finalizó con 37 muertes; septiembre 10 muertes; octubre 20; noviembre con 22 y diciembre con 11.

Entre los casos se encuentra la muerte de seis personas de El Empedrado, ubicado en el municipio Torres. Las víctimas fueron identificadas como Noval Ramón Serrano Vargas (44), Liliana Rafaela Mavare Colmenarez (44), Octaviano Antonio Serrano Vargas (60), y tres menores de 6, 8 y 14 años de edad.

Jesús Arriechi Carrasco, de 26 años, llegó a la finca La Polonia. Estaba furioso, y presuntamente, reclamaba unas caraotas que había sembrado en sociedad con los hermanos Serrano Vargas y que, al parecer, cosecharon sin darle dinero. En medio de la disputa el hombre asesinó a los seis miembros de una familia y aunque huyó de la escena fue detenido por funcionarios de la PNB al día siguiente.

En noviembre, César Yánez y Damary González fueron brutalmente asesinados junto a su hijo de 17 años, en Las Tinajitas, al oeste de Barquisimeto.

Los cuerpos fueron hallados dentro de una vivienda, que se ubica cerca del distribuidor San Francisco. Sobre este triple homicidio no hay personas detenidas y tampoco se ha conocido si hay responsables identificados.

Inocencia truncada por la violencia 

Cinco niños fueron asesinados en Lara, dos murieron por golpes, dos por arma blanca y uno por una bala perdida. El primer infanticidio ocurrió el 15 de octubre, una niña quiboreña de 1 año y 2 meses de nacida murió de un paro cardíaco provocado por un derrame en el pericardio, causado por los golpes y maltratos que recibió, presuntamente, de su padrastro, un hombre identificado como Marcial Agüero.

La muerte de la pequeña causó conmoción y a la madre la detuvieron, pero el padrastro está prófugo de la justicia. 

Tres días después, otro pequeño de 4 años murió tras ser impactado por una bala perdida en La Ermita, municipio Jiménez, tras una discusión con unos tipos, aunque el niño estaba lejos la bala lo impactó.

El 27 de noviembre una recién nacida fue asesinada por su madre, luego que dio a luz. El hecho ocurrió en Santa Inés.

Mientras que los otros dos niños murieron en el municipio Torres, luego que un hombre los mutilara junto a sus padres y primo. 

Hubo más letalidad policial 

Cuerpos de seguridad mataron a 197 personas en el estado Lara, todo esto bajo presuntos enfrentamientos, según cifras que a diario registró LA PRENSA DE LARA. El número de muertos ha sido mayor que los atribuidos a la delincuencia.

Aunque desde septiembre le metieron freno a las FAES, el grupo élite de la PNB encabeza la lista de los que cometieron más muertes y es que de acuerdo a las cifras durante el año las FAES registraron 102 personas muertes, seguido de 30 por la PNB, el Cicpc tuvo 47, Conas 9, Polilara 7, Policia Municipal de Iribarren (PMI) uno y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) 1.

La versión policial de los cuerpos de seguridad concuerdan; "Funcionarios dieron la voz de alto y el hombre se enfrentó contra los policías", versión que fue refutada una y otra vez por los familiares de las víctimas al momento de ser entrevistados por LA PRENSA DE LARA.

Los familiares, amigos y testigos de los hechos denunciaron que los uniformados, presuntamente, irrumpen las viviendas sin orden de allanamientos y sacan a los parientes, dejando solo a las víctimas y es cuando los tirotean para luego asegurar que se trató de un enfrentamiento.

En el año 2020 murieron 33 personas tras la búsqueda del "Santanita", uno de los delincuentes más buscados de Lara. En la mayoría de los casos los familiares desmintieron que ellos eran parte de la banda.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias