Crédito: Archivo

Agua contaminada preocupa a zonas populares de Barquisimeto

Uzcátegui / Rojas | LA PRENSA DE LARA - Del 13 al 27 de noviembre, el municipio Iribarren registró una alerta naranja en la Planta de Tratamiento Ciudad Barquisimeto ubicada en el municipio Jiménez, porque "no se cumplió con la dosificación adecuada para potabilizar el agua que reciben los habitantes del 80% de la jurisdicción", así lo informó Julio Gutiérrez, vicepresidente del Colegio de Ingenieros del estado Lara, por ese motivo habitantes de comunidades del oeste de Barquisimeto como Brisas del Oeste, en el kilómetro 8 vía Quíbor, Barrio Unión, El Tostao, Andrés Eloy Blanco, Ruiz Pineda, El Jebe y El Caribe Dos recibieron en sus tuberías un agua hedionda y de color turbio, que ocasionó a los que la ingirieron cuadros diarreicos, fiebres y vómito afectando sobre todo a niños menores de cinco años y adultos mayores.

"El agua está llegando con olor a pescado y ni porque se hierva se le quita el mal olor, además es de color tamarindo. Tomar agua de esa significa tener una diarrea segura por varios días". La denuncia la hizo Carmen Cuicas, ama de casa y habitante del barrio Brisas del Oeste, al precisar que su bebé de seis meses tuvo fiebre a 40 grados, vómito y diarrea por tres días en ese tiempo. Los barquisimetanos viven la peor desgracia con el servicio de agua potable, porque además que no le llega con frecuencia, viene con sedimentos de arcillas que no la hacen apta para el consumo humano.

Para que el agua pueda ser consumida por las personas debe ser inolora, incolora y sin sabor, según explicó a LA PRENSA DE LARA el ingeniero Gutiérrez, precisó que el pasado 19 de noviembre el gobernador de Lara, Adolfo Pereira anunció una parada de la distribución del servicio en el embalse Dos Cerritos, ubicado en El Tocuyo, suspendiendo la distribución de agua en Iribarren, Jiménez y Morán, alegando que la turbidez se registraba por las fuertes lluvias que en esa fecha se registró en el sistema Alto Tocuyo.

"El agua tiene niveles de turbidez, pero no de un día para otro puede llegar turbia a las zonas residenciales porque tiene un tiempo de potabilización. Para evitar eso la Hidrológica del estado Lara se debe planificar, sobre todo en trimestres de lluvia, cuando se tienen que utilizar más químicos para potabilizar el agua como gas cloro, sulfato de aluminio y cal". Comentó. Alega que lo que evidencia que algunas comunidades hayan recibido un agua turbia es que la hidrológica no está realizando los estudios químicos, físicos y bacteriológicos a tiempo en la planta potabilizadora Ciudad Barquisimeto, ubicada en el municipio Jiménez.

En promedio se requieren 30 toneladas de sulfato de aluminio semanal, para controlar la turbidez del agua. Afirma que el mal olor se da por la falta de bactericidas y gas cloro. "Esos químicos se producían en Venezuela ahora hay que importarlos porque PDVSA no los produce", informó.

Piden solución

Larenses en comunidades sobre todo del oeste señalan que aún reciben agua turbia por las tuberías lo que significa una pesadilla pues no hay forma de aclararla.

Tal es el caso de la señora Georgini Tampoa quien reside en Andrés Eloy Blanco, quien destaca que desde que el gobernador anunció que el agua vendría turbia en su comunidad son muy pocas las veces que ve agua clara.

Vecinos de diferentes comunidades piden a Hidrolara solucionar el problema del agua y garantizar su consumo con el debido proceso de potabilización.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias