Guaros ven con nostalgia la llegada de las fiestas decembrinas

Daimar Díaz | LA PRENSA DE LARA - Un desolador panorama se vaticina para los venezolanos ante el excesivo incremento del dólar en el mercado negro, tristeza y desconsuelo es lo que abunda en las calles pues ya ni ánimos de celebrar las fiestas decembrinas le quedan a los larenses.

No hacer hallacas, comprar estrenos o el tradicional regalo para los pequeños de la casa son algunas de la costumbres de las que se van a despedir los guaros, pues sus ingresos se vinieron al piso y cada día les alcanza para comprar menos.

"Ya no nos alcanza ni para comprar lo del día, menos para pensar en hacer una cena navideña", fue el triste relato de Leonar Lameda un vendedor ambulante del centro de la ciudad, quien comenta que ante las bajas ventas y el alto valor de los alimentos que día a día va en ascenso no podrá hacer la tradicional cena navideña.

"A duras penas con lo que vendo en el día me da para comer, pero es angustiante porque no se sabe si al siguiente día se podrá comprar comida, por eso ni haciendo el sacrificio de ahorrar podría hacer la cena navideña en mi casa porque el dinero hasta en dólares todos los días pierde valor", expresó Lameda.

Como un "Diciembre negro" también definen los larenses la llegada de lo que antes se denominaba el mes más bello del año, y es que para los ciudadanos no hay motivos para celebrar cuando el pueblo está sumergido en una avalancha de hambre y necesidades.

"La alegría de diciembre se acabó con el disparo del dólar que mató cualquier esperanza o ánimo de poder celebrar en familia, lo que abundará en las calles es angustia y desespero porque no se sabrá cómo se sustentará el hogar", comentó José Gregorio Calderón, quien expresó con profunda nostalgia y ojos aguarapados que cada día la calidad de vida del venezolano tiene un precio más alto.

Y es que la llegada del mes navideño aunado al salto descomunal del dólar puso cabizbajo a más de uno que ve que llegará un diciembre sin brillo donde hasta las ganas de decorar se han perdido, pues creen que el gobierno hasta les robo la Navidad.

Ver más:
Otras Noticias