Cadáver de una dama desaparece del Seguro de la 50

Jennifer Orozco | LA PRENSA DE LARA - La gran familia de Julia María Brito de 58 años, reclamó que no saben dónde terminó el cuerpo de la dama, pues murió dentro del Seguro Social de la calle 50, de allí la sacaron a cremarla, pero les avisaron 8 horas después, sin aclararles dónde podían retirar las cenizas.

Según contó su sobrina, Jésica Brito, Julia pesaba 100 kilos y tenía múltiples padecimientos en los huesos y vías respiratorias. El viernes a las 7:00 de la noche se comenzó a poner mal de salud y no podía respirar así que comenzaron "un tour" por varios ambulatorios, pero en ninguno la recibieron, pues según el personal de salud, no había oxígeno ni cómo tratar a la paciente si tenía un posible COVID-19.

Hasta que en el ambulatorio de El Cují les dijeron que en el Seguro Social de la calle 50, había posibilidad de ingresar a Julia. Se fueron hasta allá, la bajaron del camión 350 donde la cargaban entre 6 personas y fue ingresada. El personal del ambulatorio del Seguro les explicó a la familia que el sábado colocarían el nombre de Julia en una cartelera acrílica blanca que está afuera, donde se explica qué pacientes están moderados y qué pacientes están leves con sintomatología de coronavirus.

Pero el sábado, el nombre de Julia no estaba en la cartelera, así que decidieron preguntar, "aquí el personal dijo que mi tía estaba muy bien de salud, que los exámenes estaban perfectos y que la sacarían en una ambulancia para otro lugar, pues ella no tenía COVID-19", dijo Jésica, pero aclara que a Julia nunca la sacaron.

En la tarde, la familia fue de nuevo a su casa en el sector José Gregorio Hernández, confiando que ayer domingo o les daban de alta a Julia o la reflejaban en la cartelera. Pero ayer a las 6:00 de la mañana, llamaron a los hijos de la señora diciendo que ella había muerto el día anterior.

Supuestamente Julia murió el sábado a las 10:00 de la noche y el coche fúnebre que hace servicios de posibles y confirmados casos de COVID-19, se llevó su cuerpo a las 10:30 de la noche sin avisarle a la familia y con destino desconocido.

"Cuando a las 7:00 de la mañana (ayer) llegamos aquí, el cuerpo no estaba, nos dijeron que buscáramos las cenizas en el cementerio Metropolitano de Cabudare. Le preguntamos al del coche fúnebre si habían sacado a mi tía y ellos no saben los nombres de las personas que sacan, aquí dicen que ya es responsabilidad de la Sanidad a donde fue a parar el cuerpo. Los funerarios llevaban un cadáver de una persona delgada, esa no era mi tía, sólo pedimos que nos digan cómo creman un cuerpo que está sin identidad y porqué no nos llamaron inmediatamente", cuenta Jésica.

Hasta el cierre de esta edición los familiares no tenían ni las cenizas ni el cuerpo de Julia en sus manos, por lo que estaban molestos afuera del Seguro de la calle 50.

Ver más:
Otras Noticias