Diego Armando Maradona tuvo un lado oscuro fuera de la cancha

Víctor A. Rodríguez | LA PRENSA DE LARA.- No siempre fue "D10S". Para muchas personas Maradona es un Dios, un jugador inigualable dentro de un rectángulo con un balón, sin embargo hay mucha gente que lo odia debido a que luego de su carrera como futbolista, tuvo innumerables momentos en que mancharon todo lo que hizo.

Su pie más hábil y con el que marcó muchos goles fue la zurda, su ideal político también es de izquierda. El "Pelusa" nunca ocultó su inclinación política, y siempre fue muy criticado. Sin ningún tipo de problemas Maradona acompañó en distintas oportunidades a Fidel Castro, Hugo Chávez, Evo Morales, el expresidente uruguayo Pepe Mujica, Rafael Correa, entre otros. Tenía tatuado en su hombro al "Che" Guevara y en una pierna a Fidel Castro.

Asimismo, su ideal también era de superación y de socialismo ya que Diego creció en una familia humilde. En una ocasión se dirigió a Juan Pablo II una vez que entró al Vaticano realizó una crítica que no agradó mucho a los creyentes.

"Entré y vi el techo de oro. Y me dije cómo puede ser tan hijo de p... de vivir con un techo de oro y después ir a los países pobres y besar a los chicos con la panza así. Dejé de creer, porque lo estaba viendo yo", manifestó en su autobiografía llamada 'Yo soy el Diego'.

Por otro lado en más de una ocasión dio positivo a sustancias prohibidas por la FIFA debido a su adicción a las drogas. Diego reconoció muchos errores y dejó una frase enmarcada para la historia "la pelota no se mancha".

Otras Noticias
Futbol

Yeferson Soteldo sigue encendido en el Santos FC

| comentarios