Ministro Rowley tachó de "armas" a niños venezolanos deportados 

Agencias | LA PRENSA DE LARA - El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, calificó este miércoles como un "asalto" la llegada de migrantes a la isla, esto luego de la deportación de un grupo de venezolanos entre ellos 16 menores de edad, reseñó Caraota Digital.

"Trinidad y Tobago se encuentra actualmente bajo el último asalto, utilizando personas sin nombre y sin rostro armadas con niños inocentes para tratar de obligarnos a aceptar su comprensión del 'estatuto de refugiado y el tratado internacional', en el que se debe esperar que una pequeña nación insular de 1,3 millones de personas mantenga las fronteras abiertas con un vecino de 34 millones de personas incluso durante una pandemia", sostuvo.

De igual forma, indicó que este no es un asunto de la Organización de Estados Americanos (OEA), sino del pueblo de Trinidad y Tobago.

"La OEA, bajo su equivocado presidente Almagro, ha sido responsable casi por sí sola de desencadenar y alimentar la actual situación venezolana y estos funcionarios públicos prácticamente han declarado la guerra a Trinidad y Tobago por tener la temeridad de no haberse unido a Elliott Abrams y al presidente Trump para forzar un cambio de régimen violento en Venezuela", afirmó.

Asimismo, Keith Rowley cuestionó la postura de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

"Bajo la rúbrica de 'humanitaria', esta interpretación, si se acepta, efectivamente abrirá nuestras fronteras a todo migrante económico, traficante de armas, traficante de drogas, traficante de personas y líder / pandillero sudamericano. Todo lo que tendrán que hacer es hacer el viaje en barco de 7 millas y afirmar que son 'refugiados'. Esta amenaza y el persistente desprecio por los destacados esfuerzos humanitarios realizados por el pueblo de Trinidad y Tobago no se ajustan al espíritu y propósito del ACNUR", señaló.

Fuente informativa: Caraota Digital. 

Otras Noticias