Miembros de una familia fueron hallados quemados en Las Tinajitas

Jennifer Orozco | LA PRENSA DE LARA.- Golpes y candela. Tres personas, quienes presuntamente son padre, madre e hijo adolescente de 17 años, fueron hallados muertos dentro de una vivienda que supuestamente cuidaban en Las Tinajitas, cerca del Distribuidor San Francisco. A estos los mataron presuntamente a punta de batazos y además les prendieron fuego.

Según la versión policial, los cuidadores de un galpón cercano aseguraron que llegaron a su puesto de trabajo, aproximadamente a un cuadra de la vivienda y sintieron un fuerte olor a podrido, además de ver moscas verdes en la zona. Estos vigilantes se acercaron, pero la casa estaba totalmente cerrada, por lo que decidieron ir hasta el punto de control de la Policía del estado Lara.

La vivienda es amarilla, de bloques y cemento, techo de tejas, con terreno alrededor, donde sembraron grama y algunas palmeras, está bien cuidada, pero no quedó claro quién era el dueño original ni dónde estaba.

Cuando los trabajadores reportaron el hecho, aseguraron que en esa casa vivía un hombre llamado César, su esposa y su hijo de 17 años, quienes estaban al cuidado de esa casa. Los funcionarios policiales notaron que además del olor a putrefacto, los marcos de las puertas y ventanas pintadas de blanco, se observaban rastros de quemado.

En ese momento llamaron al Cicpc, cuyos funcionarios llegaron a inspeccionar el sitio, abriendo la casa y notando que habían tres cuerpos quemados y en estado de descomposición.

El hombre, que supuestamente se llamaba César, estaba bocabajo en el baño con parte de su cuerpo quemado, el cuerpo de su esposa estaba bocarriba, vestía jeans y franela vinotinto, estaba tirada a un lado de la cama del cuarto principal de la vivienda y la pared detrás de ella estaba completamente chispeada de sangre, a su alrededor había ventiladores y televisores.

En el siguiente cuarto se encontraba el cuerpo del adolescente de 17 años, bocabajo, solo vestía jeans; su cuerpo estaba quemado, así como el colchón, una silla plástica azul y otros enseres a su alrededor. También tenía sobre su cuerpo trozos de un espejo partido y debajo de él un enorme charco de sangre.

La fuente policial reveló que no sólo fueron quemados, sino que al parecer antes de estos fueron atacados con un bate o palos gruesos, acabando con su vida a golpes.

Como la casa es alejada de los vecinos, nadie había escuchado nada y no sabían quiénes eran estas personas, sólo los identificaron como cuidadores. Cicpc hizo el levantamiento de los cuerpos trasladándolos hasta la morguecita ubicada en el Cementerio Municipal de Barquisimeto. En todo el trayecto no llegaron familiares ni personas a reconocer los cuerpos. Detectives presumen que el móvil del crimen pueda ser el robo.

Borran material a LA PRENSA

En la morguecita, ubicada dentro del Cementerio Municipal de Barquisimeto, fueron depositados los cuerpos de estas tres personas y cuando el equipo reporteril de LA PRENSA estaba terminando su trabajo, fueron abordados por los funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc, quienes obligaron a la reportera gráfica y periodista a borrar el material fotográfico. Una funcionaria, quien no se identificó, pero se pudo conocer que es comisaria, pidió datos personales del equipo, para "reportarlos" en grupos del Cicpc, por si salía alguna foto "tomar medidas" en contra de ambas.

Otras Noticias