Hely Garagozzo, el fanático que llevó el tricolor a los mundiales

Luis Felipe Colmenárez | LA PRENSA DE LARA.- Ni inglés, ni alemán, ni brasileño, el fanático en presenciar la mayor cantidad de Copas del Mundo era venezolano. Desde que tuvo uso de razón, Hely Garagozzo, oriundo del estado Lara, soñó con decir presente en los mundiales de fútbol. En un principio creyó que lo haría desde el campo de juego, pero una lesión terminó llevándolo hasta el torneo de balompié más famoso del mundo desde otra perspectiva.

En 1982 Garagozzo, quien era arquitecto de profesión, decidió vender la camioneta que le obsequió su padre para viajar a España y cumplir así su deseo de presenciar la copa del mundo. Con el dinero que obtuvo, logró llegar al país europeo, sede de la edición de ese año, y desde entonces no hubo un Mundial en el que el tricolor venezolano no dijera presenta en la fiesta deportiva. 

En una entrevista que ofreció a La Vida de Nos, el larense comentó que en su regreso su padre dejó de hablarle por tres meses y su esposa (quien meses antes había dado a luz a su primera hija) lo mantuvo durmiendo en otro cuarto por varias semanas.

"Probablemente fue un acto de irresponsabilidad, pero era lo que me gustaba, si no lo hubiese hecho no habría ido nunca a ningún Mundial" relató entre risas.

Lo ocurrido en ese momento no representó alguna limitante para él. Edición tras edición viajó a los distintos países en que el Mundial de la FIFA se realizó para alimentar su pasión.

Desde España 1982 hasta Rusia 2018, fueron 36 años en los que el barquisimetano reunió todos sus ahorros para poder ver ante sus ojos a los mejores futbolistas del mundo enfrentándose por alzar la copa.

Hasta el año 2017 acumulaba 144 horas y 225.669 kilómetros de recorrido, equivalente a 5.5 vueltas al mundo.

Entre los momentos más importantes que presenció aparecen los goles históricos de Diego Armando Maradona en el Mundial de México 1986, ante Inglaterra, hazañas que luego fueron apodados como "La mano de Dios" y "El gol del siglo".

Gracias a su amor por el deporte terminó escribiendo su nombre en los libros de Récord Guiness por presenciar la mayor cantidad de mundiales, finales y partidos de la FIFA.

Para poder ser reconocido por la organización, Hely presentó más de 500 evidencias, entre ellas las copias de sus entradas originales, boletos de avión, declaraciones de testigos, copias de los sellos en su pasaporte, recortes de prensa, fotografías y videos.

De los 89 encuentros de la FIFA en los que dijo presente, Guiness validó solo 71, los cuales fueron suficientes para superar el récord en esa categoría, que era de 50. Los otros dos récords fueron por asistir a 10 mundiales consecutivos y presenciar siete finales.

"Cuando uno está muy mayor no pide mucho, lo único que necesito es vida para seguir yendo a los mundiales" dijo durante el último Mundial que presenció.

Durante todo ese tiempo, Garagozzo logró recolectar balones, camisetas, souvenires, afiches y autógrafos de Pelé, Juan Arango y estrellas del balompié, objetos que integran una inmensa colección personal que yace en su hogar.

"El fútbol traspasa las canchas y las transforma en cultura" declaró en una oportunidad.

El portal de noticias El Diario expone que el guaro unió sus pasiones por el fútbol y la arquitectura hasta el punto de haber estado detrás de la construcción del Estadio Metropolitano ubicado en la entidad larense, el cual estuvo destinado para la Copa América Venezuela 2007. Sin embargo, relató que todo el esfuerzo que invirtió en el proyecto lo condujo a la ruina, pues el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez le quedó debiendo 2 millones de dólares.

Además de tener como meta ser nombrado miembro honorario de la FIFA, este amante del fútbol esperaba llegar a Catar 2022 y ver brillar a la Vinotinto en el campo de juego.

A mediados de 2019, Hely sufrió un Accidente Cerebro Vascular (ACV) que dejó secuelas y en septiembre de este año presentó un segundo ACV, el cual generó una serie de complicaciones que finalmente terminaron provocándole la muerte este sábado 21 de noviembre.

Si bien no logró ver sus últimos deseos realizados, el larense deja un legado que de por vida quedará plasmado en las páginas doradas del fútbol.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Futbol

Deportivo Lara reaparece en redes sociales

| comentarios