Comerciantes sin expectativas de mejorar las ventas

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- Aunque Nicolás Maduro desde el 8 de noviembre anunció que está "considerando" una flexibilización especial de la cuarentena para el mes de diciembre, la medida podría llegar demasiado tarde para el sector privado que contabiliza 241 días parcialmente paralizados.

Una encuesta que reveló la Cámara de Comercio del estado Lara, señala que el 93% de las empresas de Iribarren, no proyectan que las ventas puedan mejorar en el mes que históricamente es el de mayor facturación y demanda del año, porque la pulverización del poder adquisitivo de los venezolanos es una puerta de tranca.

Eldi Montero, presidente de esta institución, informó que la encuesta la respondieron 486 empresarios de Lara, del 14 de octubre hasta el 2 de noviembre, eran empresas de comercios y servicios, pero la radiografía que reflejaron se extrapola a los demás sectores productivos del país. "Consideramos que el esquema 7+7 Plus debe ser eliminado en diciembre y en 2021, porque el sector privado no aguanta más paralización. El último mes del año la situación no mejorará, porque la demanda de productos ha caído 70% este año, así lo han alertado Fedecámaras y Consecomercio, y es debido a que el salario se ha pulverizado, hay una distorsión de los precios en dólares que hace que el consumo este cada vez más mermado", comentó.

En el balance del último trimestre del año el economista Gerardo Álvarez, asesor financiero de la Cámara de Comercio, puntualizó que los problemas estructurales de la economía, como tres años consecutivos de hiperinflación, siete años de decrecimiento económico que representa la pérdida del 80% del Producto Interno Bruto (PIB) que generaba el país en 2012, las fallas en los servicios públicos y los gastos adicionales que deben hacer los empresarios para adquirir gasolina, pagar agua, o mantener las plantas eléctricas en funcionamiento por los racionamientos que aplica Corpoelec, hace que el sector privado hoy luzca disminuido.

"La encuesta revela que el 86% de las empresas del país ya no son grandes corporaciones, pertenecen a la pequeña y mediana empresa, porque tienen menos de 20 empleados, eso representa que requiere el apoyo del Estado con financiamiento para mantenerse y seguir produciendo en crisis", expresó. Un 50% de esa muestra informó que se mantienen laborando con un empleado o cinco máximo.

Ambos representantes gremiales aclaran que a pesar del panorama tan desolador que reflejan estas cifras, y de una cuarentena que tiene ocho meses, el 84,5% de los comercios han podido pagar sus nóminas al día, sólo un 5% del sector ha dicho que no las ha podido cancelar. Apuntan además que los compromisos tributarios como el Impuesto Sobre La Renta (ISLR), el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el impuesto municipal de Actividad Económica se continúa cancelando. Más del 86% de los consultados se mantiene al día con el Fisco Nacional.

"Pero hay que aclarar algo, los empresarios han cumplido con sus obligaciones formales, pero estos impuestos son proporcionales a las ventas que hayan registrado, si la facturación ha disminuido, también los ingresos que recibe el Estado, por lo tanto las obras de gran envergadura para mejorar los servicios públicos se ven afectadas", recalcó el economista Gerardo Álvarez.

Rechazo unánime

La consulta empresarial detalla que el 94% de los comerciantes exige al gobierno nacional que elimine el esquema de cuarentena 7+7 Plus, porque en el sector privado se siguen los protocolos de bioseguridad para prevenir los contagios de COVID 19.

Explicó que una de las preguntas formuladas a los empresarios era si habían registrado contagios en sus organizaciones y el 98% respondió que no. "La propagación del virus no está en las empresas formalmente constituidas, el gobierno debe mantener es una vigilancia permanente en los mercados a cielo abierto que están proliferando en las comunidades de Lara, donde se relajan las medidas. Hay más probabilidades que allí se infecte la gente que acudiendo a sus puestos laborales", exclamó Eldi Monterio, presidente del gremio.

Advierte que el sector pronostica que para el mes de diciembre y durante el primer trimestre de 2021, el 40% del sector podría cerrar sus puertas definitivamente si el gobierno venezolano no aplica los correctivos económicos para reactivar la producción nacional. Ese porcentaje representa cerca de 2000 empresas a nivel regional.

"Hay un 60% del sector comercial que legalmente está cerrado, porque no les ha resultado laborar una semana sí y otra no en cuarentena, y prefieren dejar sus locales y migrar a canales informales, como el comercio electrónico a través de ventas en sus redes sociales, desde sus casas, o publicando en páginas web. De hecho ya un 20% de esas empresas que están parcialmente cerradas ha decidido sobrevivir en el comercio online", enfatizó Montero.

El grueso de los sectores que se han visto más afectados por la crisis se concentra entre las empresas metalmecánicas, detal de ventas de cauchos y baterías, ópticas y empresas de salud, tiendas de medios, telecomunicaciones, restaurantes.

Gerardo Álvarez comunicó que el 70% de los habitantes de Lara laboran en el sector privado, es decir es el sector que mantiene la economía local.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias