Trabajadores de refinería de Amuay desmienten ataque

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- Trabajadores de la industria petrolera en Paraguaná aseguraron que la explosión registrada la tarde del pasado martes 27 de octubre en la refinería de Amuay fue producto de una sobrecarga para producir VGO (gasoil pesado de vacío o Vacuum Gasoil) y niegan que se trate de un ataque, tal como lo anunció Nicolás Maduro en cadena nacional este miércoles 28.

Según precisó el portal de noticias El Pitazo, los trabajadores confirmaron que el evento se debe a que el tanque que estaba alimentando la planta 4 no fue drenado, función que se debe hacer cada 24 horas por las lluvias registradas en los últimos días. Al meterle el producto, que se ligó a la presión del agua y el tanque explotó.

La onda expansiva partió en la parte central la torre T-151 de destilación al vacío, que estaba en proceso de arranque. La explosión fue controlada por los bomberos de Pdvsa y no hubo trabajadores lesionados; sin embargo, la única planta que estaba operativa en Amuay quedó fuera de operación.

La planta 4 produce VGO, producto que llega a la planta catalítica de refinería Cardón para producir gasolina por un ducto que atraviesa la intercomunal Alí Primera y que ha tenido dos fugas en lo que va de año.

Vecinos sintieron la onda expansiva

Los habitantes de los sectores Alí Primera y Las Piedras volvieron a sentir una onda expansiva, parecida a la del 25 de agosto de 2012, solo que en esta oportunidad no volaron los techos ni explotaron los tanques de agua.

María Goitía vive con 15 personas más en una casa del sector Alí Primera. La tarde de este martes sintió la explosión, que le movió el techo; de inmediato recordó la madrugada de 2012.

Su hermano se subió al techo, mientras que los otros moradores salieron a la calle y vieron cuando salía un humo blanco y luego un polvo amarillento de la refinería Amuay. "Sentimos la explosión y luego la lluvia de dos polvos: primero el blanco y después el amarillo. Uno vive en una constante zozobra, asustado, porque no sabemos lo que pasa y Pdvsa no da reportes de lo que sucede", lamentó.

Goitía aún conserva el acta de compromiso que le dio Pdvsa a su familia en 2012 para llevarlos a un hogar digno, pero la promesa nunca fue cumplida. A raíz de ello, viven en una casa agrietada que han ido remendando con sus propios ingresos.

A los lados de la vivienda solo tienen los terrenos donde estuvieron algunas casas. La zona enmontada ha generado la proliferación de animales como alacranes y ratas que ponen en riesgo a la familia, principalmente los niños.

Diputado cataloga el evento como un delito de lesa humanidad

Luis Stefanelli, diputado a la Asamblea Nacional por el estado Falcón, catalogó el evento como un delito de lesa humanidad, ya que a su criterio, lo expulsado por las refinerías son elementos tóxicos y contaminantes, lo que constituye una negligencia criminal.

Fuente: El Pitazo

Otras Noticias