Las becas estudiantiles se diluyen como sal en el agua

María B. Jordán | LA PRENSA DE LARA.- El incremento del dólar a Bs. 508.242 en el mercado negro ocasionó que el monto de las becas para los estudiantes universitarios quede sepultado. Desde el mes de mayo el Gobierno nacional está otorgando a través del Carnet de la Patria la cantidad de Bs. 320.000, lo que se traduce en que hoy un universitario solo adquiere 0,6 centavos de dólar.

Los universitarios califican eso como una pulverización de su beneficio, que aparte es excluyente porque el estudiante que no tenga el Carnet de la Patria no lo recibe.

En mayo pasado, un estudiante de cualquier universidad recibía 1,6 dólares por concepto de beca, un monto que aunque era mínimo, la inflación para ese momento no estaba tan alta. Los estudiantes comentan que no solamente se sienten excluidos, sino que agregan que se trata de una burla, pues el Gobierno Nacional no valora a quienes son el futuro del país para que puedan seguir con sus estudios.

"El pago de las becas es una miserable cantidad de dinero", dijo Héctor Bogado, miembro del Movimiento Estudiantil de la Unexpo, explicó que a pesar que están haciendo los pagos los 23 o 25 de cada mes, el monto se va devaluando en cada oportunidad.

Hace 15 días, la beca estudiantil equivalía a 0,7 centavos de dólar, cuando el valor era de Bs. 447.703, razón por la que la comunidad estudiantil denuncia que con eso no pueden adquirir ni una libreta.

"Eso es menos de un dólar y un estudiante no hace nada con eso en el país", dijo José Monasterios, miembro de la Federación de Centros de Estudiantes de la UCLA. Recordó que hace un año y medio el valor era de Bs. 700.000 y dejó de ser un beneficio real.

Monasterios dijo que la realidad es que la beca es inservible por el incremento constante del dólar, pues los servicios, la comida y cualquier herramienta para las clases también van al ritmo de la inflación y ellos se quedan en el olvido.

Juan Escalona, quien también forma parte del Movimiento estudiantil de la Unexpo explicó que a pesar que las clases sean a distancia, no significa que no tengan gastos, pues igual deben cancelar servicios como el internet y artículos básicos de papelería.

Los estudiantes comentan que ellos se sienten en el abandono, pues años atrás con una beca podían comprar algunas libretas, pagar transporte e incluso los que eran de zonas foráneas también se ayudaban a cubrir unos que otros gastos, pero la realidad de hoy es otra, pues no les alcanza ni siquiera para comprar una harina PAN.

"Rechazamos ese aporte de hambre por parte del ejecutivo, exigimos un beneficio acorde para las necesidades que presentan todos los futuros profesionales del país y para que puedan seguir con sus clases de manera cómoda", señaló.

Agregó que muchos jóvenes abandonan la universidad porque no cuentan con los recursos económicos para continuar y el gobierno lo que hace es desmotivar al no aumentar las becas estudiantiles con un monto que se ajuste a la realidad de inflación que va incrementando en Venezuela.

Otras Noticias
Locales

Oficialismo finaliza campaña electoral en Lara 

| comentarios

Locales

Lluvias causan estragos en el municipio Urdaneta

| comentarios