Violencia ha alcanzado a 300 migrantes venezolanos 

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- La aguda crisis que atraviesa el país ha llevado a emigrar a miles de venezolanos, quienes con maletas llenas de ilusiones emprenden un nuevo reto, pero al llegar al exterior, un grupo de ellos ha terminado muerto por la violencia desatada en esos países. El caso de Yolimar Josefina Mendoza Mendoza (29), asesinada por su expareja en Perú es el caso más reciente y ha conmocionado a los venezolanos.

Según medios locales de países latinoamericanos cerca de 300 venezolanos han sido asesinados durante el 2020. Según un informe del Instituto de Medicina Legal y publicado por El Tiempo de Colombia, en ese país en los primeros cuatro meses del año han muerto de forma violenta 278 venezolanos, el informe explica que se destacan los homicidios, suicidios y accidentes de tránsito.

En ese mismo informe detallaron que en el año 2019 murieron 1.015 personas, entre hombres y mujeres.

Sin embargo, medios de comunicación en diferentes países han informado sobre los crímenes ocurridos hacia los venezolanos, donde se evidencia cómo las mujeres son las principales víctimas de la violencia sexual, trata de personas, violencia psicológica y xenofobia, y se convierten en cifras de femicidios.

En lo que va de año al menos seis mujeres murieron en países como México, Trinidad y Tobago, Perú y Colombia.

Yolimar, una joven larense, engrosa también esa lista. Según medios peruanos, eran las 10:00 am el 22 de octubre cuando su expareja Carlos, larense también, llegó a buscarla al restaurant donde trabajaba junto a su hermana.

Según muestra un video de seguridad, Yolimar estaba con su uniforme de trabajo, sumado a su tapaboca y gorro sanitario, pues ya había iniciado su turno. El hombre vio donde estaba y le sacó una pistola a la vista de todos. Yolimar echó a correr hacia la calle, huyendo de Carlos, pero le fue imposible. El hombre la siguió una media cuadra.

Teniendo a Yolimar de espaldas, Carlos le propinó tres disparos, uno de ellos en la cabeza. Cuando vio que su expareja cayó bocabajo en un charco de sangre, él agarró el arma y se disparó en la sien.

Pero Yolimar no es la única víctima. En la tarde del 19 de octubre fue asesinada a puñaladas en Kennedy, Bogotá, Nayelhy Tahimar Ramírez Molina, de 22 años, por su pareja Armado Ordóñez, de 35 años, de nacionalidad mexicana.

El tipo comenzó a discutir con la joven por un ataque de celos. Vecinos del lugar escucharon los gritos pidiendo "auxilio" y llamaron a la Policía de Bogotá, pero cuando llegaron ya era tarde, encontraron el cuerpo ensangrentado.

Otras Noticias
Sucesos

Robos a mano armada se disparan en Iribarren

| comentarios