TSJ revela que ercenarios israelíes participaron en la Operación Gedeón

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- La Operación Gedeón contaba para sus planes con hasta dos comandos de mercenarios israelíes para respaldar el intento de derrocar al presidente Venezolano, Nicolás Maduro, según revela una sentencia judicial.

La sentencia 89 de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia fechada el pasado 22 de octubre solicita a Colombia la entrega a Venezuela de tres militares y dos civiles --entre ellos Iván Antonio Simonovis Aranguren, Juven y Juvenal Sequea-- señalados como participantes en la Operación Gedeón, lanzada el pasado 3 de mayo en Macuto (La Guaira) con el financiamiento de organizaciones "de extrema derecha nacionales e internacionales".

La sentencia subraya que la operación fue planeada desde Colombia con la asesoría de los Servicios Especiales de Estados Unidos y la participación activa de militares desertores venezolanos que se encuentran en territorio colombiano y estadounidense, entre ellos los mayores de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Los planes se llevarían a cabo mediante dos líneas de acción, la primera, militar, dirigida y planificada por el capitán Antonio José Sequea Torres. Incluía ataques a unidades militares como elemento de distracción "a fin que los conlleven al desgaste para materializar una operación principal militar".

La segunda línea de acción era una operación con la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA) articulada por el mayor Juvenal Sequea Torres para la entrada en territorio venezolano de mercenarios para llevar a cabo el secuestro y traslado fuera del país de Nicolás Maduro y de Diosdado Cabello.

"En el grupo de mercenarios participarían dos pelotones de comandos israelíes, quienes se encuentran en el mar Caribe a bordo de la IV Flota de Estados Unidos bajo la dirección del almirante Craig Faller (...) justificando la Operación de acuerdo a las acusaciones infundadas en contra del Estado Venezolano como Narco Estado", señala la sentencia.

Precisamente el miércoles 1 de abril, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el envío al Mar Caribe de una fuerza naval militar que describió como "una operación mejorada de lucha contra el narcotráfico". Ese anuncio llegó un mes antes del desembarco en Macuto de una primera avanzada de la Operación Gedeón, compuesta por exmilitares venezolanos y estadounidenses, proveniente de la Guajira colombiana.

Sin embargo, la Fuerza de Acciones Especiales del Ejército venezolano repelió dicha incursión marítima en Macuto donde pretendían desembarcar once sujetos. Seis de ellos fueron abatidos. Los otros tres fueron apresados cuando intentaban ocultarse.

Al día siguiente, fueron capturados en Chuao (Ara) diez sujetos más, entre ellos Airan Berry y Luke Alexander Denman, exmilitares estadounidenses contratados por la empresa Silvercorp. La empresa reveló un contrato firmado con el presidente encargado Juan Guaidó para controlar el territorio venezolano e instalar a Guaidó como presidente.

Los acusados "forman parte de un grupo de delincuencia organizada que se asociaron con la finalidad de realizar actos terroristas, atentando contra el orden democrático de la Nación, así como para la promoción de acciones tendentes a lograr la desestabilización y destrucción de las estructuras políticas fundamentales del país", según la sentencia.

Con información de: Europa Press

Otras Noticias
Nacionales

TSJ condenó a prisión a exdirectivos de Citgo

| comentarios

Nacionales

Reportan casos de COVID-19 en 13 estados venezolanos

| comentarios