Libros dejan de ser prioridad por clases a distancia

María B. Jordán | LA PRENSA DE LARA.- Este año la historia cambió para quienes venden libros y enciclopedias, pues ante las clases a distancia no todos compraron las listas escolar. Lo que más tienen demanda son los textos de inicial y primaria.

Libros de lectura, matemática, guías de escritura y caligrafía son las más buscados. Los vendedores aseguran que los estudiantes de colegios son los que preguntan, mientras que otros, este año prefirieron reutilizar los que ya tenían o simplemente no lo adquirieron.

En las librerías y en la plaza La Moneda se puede observar como están los tipos de libros y enciclopedias escolares, pero, las ventas no son tan buenas como en años pasados.

Esos textos van desde 5 hasta 12 dólares las enciclopedias, todo dependerá de la editorial. "Los libros de bachillerato son los que menos se ven" dijo Gonzalo Amador detallando que el Pasito a Pasito para lectura en 4 dólares es uno de los más buscados en la plaza La Moneda.

Amador dijo que siempre hay gente que busca lo más económicos, es decir, pregunta por libros usados, que pueden salir hasta por la mitad del costo de uno de paquete.

Los de caligrafía se pueden conseguir hasta en 10 dólares. Los padres dicen que hacen el esfuerzo de comprarle esos textos a sus hijos ante las clases a distancia, pues así pueden reforzar la escritura, al igual que los de lectura.

Amador detalló que el año pasado podía vender 15 listas de 8 libros según los útiles escolares, es decir, de cada materia de bachillerato, pero este año la cosa cambió "si vendo una o dos es mucho, la gente ahorita busca más que todo los de primaria" recalcó.

Los llevan

Quienes venden libros en la plaza La Moneda tienen listas sus bicicletas para el delivery. Dicen que ante la falta de transporte público y gasolina para que los clientes lleguen hasta su negocio ellos se los llevan hasta la puerta de su casa.

Ese servicio tienen un costo adicional al del libro. Por ejemplo un delivery en la zona del centro puede salir en 1 dólar, mientras que para Cabudare la tarifa puede rondar los 5 dólares, pues todo dependerá de lo alejado que sea el sitio, pero aseguran que es una manera de seguir vendiendo.

Otras Noticias
Locales

Noviembre deja 677 casos de COVID-19 en Lara

| comentarios