Es difícil estar sin gas, y ahora aun más porque ya no se puede comprar leña por lo costosa que está, y con el poco diento que contamos no podemos comprarla.

Armando Usares

Consultado

Cada día se hace más complejo que las esposas puedan cocinar, muchas veces nos hemos acostado sin comer porque no hay electricidad para cocinar ni plata para comprar leña

Ramón Ocanto

Consultado

Nos quejabamos de los fogones pero era la única opción que teníamos para comer a tiempo, ahora toca pasar hambre porque la leña aumentó demasiado y la luz la cortan a diario.

Luisa Mendoza

Consultada

Es tan bajo nuestro poder adquisitivo que ni para comprar la leña diaria nos alcanza, es una inhumanidad lo que el venezolano vive y padece por la falta de gas.

Rufino Carmona

Consultado

Valor de la leña se infla en medio de escasez de gas doméstico

Daimar Díaz | LA PRENSA DE LARA.- La falta de gas en las comunidades ha llevado a los guaros a la penosa necesidad de utilizar fogones en sus casas para poder cocinar, pues es su única alternativa para comer a tiempo.

Buscar la leña en zonas boscosas o tener que comprarla a altos precios es a lo que viven condenados los guaros, quienes desde hace meses no reciben el servicio en sus casas.

Pero conseguir la leña es cada vez más difícil, pues antes un bastón grande de leña tenía un valor de 10 bolívares, pero actualmente el mismo se comercializa en Bs 30 o 35 mil y necesitan como mínimo tres para poder cocinar un día.

"Ya ni cocinar con leña es rentable, sale muy costoso y no tenemos los suficientes recursos porque a diario hay que comprar leña, necesitamos que nos distribuyan el gas, pero dejar de pasar trabajo yendo a las quebradas a ver si conseguimos un palito para cocinar", manifestó Nancy Alvarado vecina de El Carmen.

En el sector San José es similar lo que se vive por la falta de gas, las familias en esta comunidad llevan un poco más de tres meses sin que les distribuyan los cilindros, antes se ayudaban con la leña o con las cocinas eléctricas, pero ahora les toca "pasar trabajo" porque no tienen cómo cocinar.

"Un vecino de nosotros que tiene un camión iba y buscaba la leña y repartía a todos los que no tenemos gas, pero desde que empeoró la escasez de gasolina no pudo ir más a las quebradas y ahora nos toca pasar trabajo mientras llega la luz para poder cocinar", añadió Rufino Carmona.

La leña aunque era una de las soluciones extremas y menos queridas por los larenses era la única salvación que tenían ante las fallas de gas y los cortes eléctricos, pero ahora es otra de las fallas que los aqueja. y desmejoran su calidad de vida.

Otras Noticias
Locales

Lara suma 102 casos de COVID-19 y un deceso 

| comentarios