Incrementan las amputaciones en Lara 

Osman Rojas | LA PRENSA de Lara.- El corte de extremidades se ha convertido en una constante en Lara. Aunque no se maneja una estadística exacta de cuántas personas pierden parte de su cuerpo, el registro que se maneja en hospitales y en servicios especializados, como la morgue del Antonio María Pineda, reflejan que a diario se realiza al menos una amputación en centros de salud. La falta de medicamentos para tratar la diabetes sería la causa principal de estas amputaciones.

"Da dolor ver a pacientes que pierden sus extremidades por la falta de medicamentos. La diabetes es una enfermedad que es perfectamente tratada, pero ahora la realidad es otra. Los pacientes se están complicando y eso se ve reflejado en la cantidad de casos de pie diabético, donde el miembro es amputado", señala la doctora Luzmila Leal, médico internista.

Leal explica que una persona que padezca de diabetes tipo dos (esta es la que se produce luego de los 30 años y que es tratada con medicamento oral) es mucho más susceptible a sufrir de pie diabético si deja de consumir las pastillas. "Las personas empiezan a sufrir alteraciones vasculares y eso es algo bastante delicado, porque amerita de un cuidado que no todos pueden tener", dice.

La doctora explica que además de la falta de medicamentos, la mala alimentación de los pacientes hace que los que padecen de diabetes sean mucho más sensibles. "Estas personas deben tener una dieta balanceada y en estos momentos eso no se cumple. La gente come lo que puede, cuando puede y esas son condicionantes que complican a estos enfermos. Lo que preocupa es que cada vez son más las amputaciones que se registran en los centros hospitalarios", comenta.

Para confirmar lo dicho por Leal, el equipo periodístico de LA PRENSA se fue hasta la morgue del Antonio María Pineda (lugar en donde terminan las extremidades amputadas) para hablar con los trabajadores de la sala patológica. La visita sirvió para afianzar lo dicho por la especialista, pues los empleados del servicio señalan que "todos los días" llegan pies diabéticos al lugar.

"Eso es a cada rato", señalan cuando se les pregunta con qué frecuencia practican amputaciones en el centro médico. "Si no hay pastillas la gente no tiene cómo tratarse y estas son las consecuencias", comentó uno de los trabajadores del servicio.

René Rivas, presidente del Colegio de Médicos en Lara, habló sobre la realidad que deben encarar los pacientes diabéticos en la región y tildó de "fracaso" las políticas gubernamentales empleadas por las autoridades sanitarias. "Esto demuestra la improvisación que hay en el sector".

Tan abandonados están estos pacientes que ni siquiera el programa Pie Diabético en el ambulatorio del oeste funciona todos los días, pues los mismos trabajadores dicen que rara vez hay médicos en el lugar.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias