Detienen a 32 personas en menos de 48 horas 

Jennifer Orozco | LA PRENSA DE LARA.- Portar armas y violar la cuarentena hizo que funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) le pusiera los ganchos a 32 personas en el estado Lara.

Uniformados de la estación de El Vidrio, en la avenida principal de El Placer, aprehendieron en flagrancia a Daniel Eduardo Pérez Morales (23), por tenencia de facsímil, el cual incautaron siendo de calibre 4.5 milímetros, así como una moto Jaguar en la que se desplazaba el hombre, supuestamente para cometer actos delictivos en Cabudare, municipio Palavecino.

En el municipio Torres, detuvieron a cinco hombres por alteración al orden público y resistencia a la autoridad incumpliendo la cuarentena radical en Carora, incautándole dos cajas de cerveza, las cuales las habían comenzado a consumir en la calle.

Mientras tanto que, uniformados en Barrio Unión le pusieron los ganchos a tres hombres, por estar bebiendo ron en la calle y resistirse a recibir la charla por la violación a la cuarentena.

Uniformados de la estación policial del municipio Morán, aprehendieron a Yordan González (30) y Alexander Sánchez (40), por consumo de bebidas alcohólicas, violando el decreto presidencial. En el procedimiento incautaron botellas de cervezas.

También en Quíbor, municipio Jiménez los policías practicaron la detención de dos hombres por resistencia a la autoridad y por incumplir las medidas de bioseguridad, incautándoles dos botellas de presunto licor.

Otras cinco personas fueron arrestadas por alteración al orden público y resistencia a la autoridad incumpliendo la cuarentena radical en Santa Isabel al oeste de Barquisimeto y les incautaron dos cajas de cervezas y una cava de plástico.

Por último en Cabudare los funcionarios desmantelaron una "coronarrumba" de jovencitos, deteniendo a 15 de los participantes por alteración al orden público y contaminación sónica incumpliendo la cuarentena radical ante el Covid-19. Incautándole dos cajones de sonido, y cuatro botellas de licor.

Charlas

La fuente policial revela que han dado más de 200 charlas en el último mes a detenidos durante "coronarrumbas" y a quienes violan el decreto presidencial, pero al parecer estos procedimientos nunca se acaban. La fuente declara que la población debe recordar que no es sólo la detención y la charla, si no los trabajos comunitarios y las multas que deben cancelar tras ser detenidos violando la cuarentena.

Sólo este mes unas 300 personas han sido arrestadas en Lara por violar la cuarentena tanto ingiriendo bebidas alcohólicas en la calle, como en casas y clubes, que han tenido que ser desmantelados tras las fiestas donde a veces participan más de 50 personas en espacios reducidos.

Otras Noticias