Niño de seis años murió al caer en fosa de casi dos metros

Jennifer Orozco | LA PRENSA DE LARA.- Cayó sin que nadie lo notara. Un niño de 6 años falleció en Licua, municipio Crespo, luego de caer casi dos metros en una fosa.

Según contó una fuente policial, el menor estaba jugando con unos vecinitos y se alejaron de la casa sin pedir permiso. Al parecer, los mayores estaban ocupados y los chamitos se fueron a jugar a un terreno baldío que está en construcción cerca.

Pero en un descuido, el pequeño cayó en una fosa de casi 2 metros de profundidad. Aunque no emitía sonidos, los demás niños se fueron a avisarle a sus padres, pero cuando los mayores llegaron era muy tarde, por más que intentaron el rescate, el pequeño tenía una herida mortal, pues al fondo de la fosa estaban unas cabillas que serían las bases de una columna.

Funcionarios policiales hicieron la llamada a los uniformados del Cicpc, quienes levantaron el cuerpecito del niño. Tenía una herida punzo penetrante en el tórax, que le causó la muerte de inmediato.

Ayer en la mañana los familiares del niño estaban preparando el papeleo, por lo que no estaban en la morgue de Barquisimeto. Un allegado de la familia explicó que el pequeño había pasado para primer grado y era el segundo hijo de tres que tiene la pareja.

Este sería el cuarto menor de edad que fallece accidentalmente en menos de una semana, pues el martes pasado un pequeño de 3 años cayó a una laguna en su casa y se ahogó, en el sector La Ermita de Quíbor. El jueves dos pequeños de 10 y 8 años fallecieron después de activar una granada que hallaron en una quebrada y el Cicpc determinó el móvil como muerte accidental, la cual aun está bajo investigación.

Autoridades le hacen un llamado de atención a los adultos para que estén pendientes de sus pequeños hijos, debido a los hechos fatales de la última semana. La fuente policial asegura que estos hechos siempre son investigados por el Cicpc, y aunque accidentales, podrían determinar algunas responsabilidades.

Ver más:
Otras Noticias
Sucesos

Cae el cuarto lanzagranadas del "Santanita"

| comentarios