La precariedad se apodera de comunidades al oeste de Barquisimeto

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- En Brisas del Obelisco al oeste de Barquisimeto, viven en completa desidia. Huecos y filtraciones en la carretera, falta de gas doméstico y robos cada vez más constantes en viviendas son las principales calamidades que padecen.

Con granzón, los vecinos intentaron tapar un hueco que está detrás del estadio Antonio Herrera Gutiérrez de los Cardenales de Lara. "Tiene cuatro meses así, decidimos taparlo para que no ocurrieran tantos accidentes con carros que pasaban volados sin percatarse", dijo Héctor Soto, habitante del sector. Sostiene que el hueco fue producto de una filtración que Hidrolara no ha reparado, a pesar de que en reiteradas ocasiones han acudido a la sede de la institución a hacer el reclamo. Teme que con los días la vía se socave más y afecte a las viviendas y comercios que hay en la zona.

Entre los problemas que presenta la comunidad José Díaz informó que en los últimos seis meses los hurtos en las casas han aumentado. "El hampa no perdona, se meten de madrugada y extraen desde alimentos, objetos de valor y hasta bicicletas", afirmó, este último se convirtió en el vehículo de moda en el país tras la pandemia por la escasez de gasolina que se registra en el país.

Los ciudadanos también comentaron a LA PRENSA, que el servicio de gas doméstico les dejó de llegar desde diciembre, mes en el que pagaron las bombonas de 10, 18 y 43 kilogramos que aún la empresa Gas Lara no les ha despachado, así lo indicó Yileini Puerta, ama de casa, quien sufre cada vez que cortan la energía eléctrica y le toca cocinar a fogón teniendo niños asmáticos.

Ver más:
Otras Noticias
Locales

Muertes por COVID-19 en Lara suben a 20

| comentarios