En Los Rastrojos llevan 10 días sin electricidad

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- Son 10 días sin electricidad, sin internet, sin poder calentar la comida o refrigerar los alimentos. Más de 50 familias del sector Los Rastrojos en Palavecino, cuyas viviendas están a lo largo de la avenida Bolívar y las calles 2 y 3, volvieron a vivir la pesadilla de un apagón eléctrico, pero esta vez por la explosión de tres transformadores en horas de la madrugada del domingo 6 de septiembre, que les quitó el sueño y desde entonces no lo han podido recobrar.

El calor, tener que batallar con los zancudos de noche, y caminar a diario varios kilómetros para buscar leña para un fogón, es lo que más le mortifica a Lidia Nadal, con cara de cansancio señala que han enviado una carta a la alcaldesa Mirna Víes y han llamado en reiteras ocasiones a Corpoelec, pero a la fecha no han recibido atención.

"Vinieron la semana pasada y se llevaron los transformadores, pero nos dijeron que estábamos en lista de espera porque esos equipos no estaban disponibles, Pidieron que tuviéramos paciencia", soltó Nadal, pero esa tranquilidad es justo lo que no tiene, y este problema le ocasiona que a diario tenga que comprar los alimentos que su familia consume, debido a no tener dónde almacenarlos, alega que así gasta más porque los precios se incrementan todos los días.

Elvis Mujica teme que la oscurana se extienda por varios meses, como ha ocurrido en otros urbanismos del municipio donde también han explotado transformadores, como consecuencia de la falta de mantenimiento o bajones y subidas de voltajes. "Es la segunda vez en lo que va de año que nos quedamos sin servicio eléctrico, hace tres meses ocurrió lo mismo, pero nos resolvieron a los cuatro días, ahora no hay certeza de nada", mencionó.

Como prueba del fogonazo que se registró en el poste eléctrico los cables quedaron chamuscados y parte del tendido eléctrico ahora reposa en el pavimento, representando un peligro para cualquier persona que pase por el lugar sin precaución.

"Los comerciantes hemos desaprovechado la semana de flexibilización de la cuarentena porque sin electricidad no funcionan los puntos de venta", indicó Yudith Morle, una de las afectadas, pues su negocio de víveres se mantiene cerrado desde entonces.

Denunció que la falta de electricidad también les afecta el servicio de agua potable. "Desde hace cuatro años para poder recibir agua por tubería necesitábamos bombas que funcionan con electricidad, ahora toca caminar para buscar el agua o debemos desembolsillar hasta 5 dólares para el llenado de dos pipas", comentó. Amenazaron con trancar la vía principal de Los Rastrojos si en las próximas horas no son atendidos por Corpoelec.

Otras Noticias
Locales

Lara contabiliza 1.402 casos de coronavirus 

| comentarios

Locales

Transportistas de Lara exigen despacho de gasolina

| comentarios