El Colecho- iquestEs bueno o malo

Crédito: Cortesía

El Colecho: ¿Es bueno o malo?

Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA.- Ser madre significa cambiar tu vida, tu tiempo y tu forma de pensar por tus hijos, cuando estamos en la dulce espera siempre solemos escuchar diferentes "consejos" de lo que se debe hacer o no cuando el bebé nazca, quizás uno de los más comunes sea el que no se debe dejar dormir al bebé en la cama de los padres pero ¿cómo se le llama a esto? y ¿realmente es malo?

Las especialistas Michelle Mendoza y Jehiveh Mendoza de Infomamis nos dieron una perspectiva más allá de lo que es "El colecho" y qué es lo que realmente se debe hacer en el.

El colecho es una práctica que debe ser a elección consensuada entre los padres, y debe realizarse de forma responsable, para garantizar la seguridad del bebé. Se le llama colecho cuando la mamá o el papá duermen con su hijo pequeño a fin de cubrir sus necesidades nocturnas con mayor facilidad.

El colecho no necesariamente implica dormir pegado al bebé o en medio de los padres sino que también se practica teniendo un moisés al lado de la cama o con una cama cuna dentro de la habitación.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Los padres tienen que estar de acuerdo, además ver si el padre es fumador o alcohólico, si padece de sueños muy profundos, si toma alguna medicina para dormir y no sufrir de obesidad, así mismo en la cama no debe haber muchas almohadas ni sabanas.

Esta práctica tiene diferentes beneficios para cada miembro de la familia, en el bebé le crea un vínculo de apego, el cual le genera confianza además de ayudar a evitar el síndrome de muerte súbita, en cuanto a la mamá le permite descansar un poco más y facilita la lactancia materna y en cuanto a papá, cuando éste lo practica, estrecha vínculos con el pequeño.

¿Debemos permitir el colecho?

Sí, ya que pese a que por culpa de algunos tiene mala fama de hacer niños dependientes o mal criados (cosa que es falso), son más los factores positivos y los beneficios.

¿Hasta qué edad debemos permitir el colecho?

No existe una edad definida, aproximadamente puede intentarse el despedirlo desde los 3 años ya qué hay estudios que indican que hasta esa edad aún es beneficioso, pero hay que recordar que cada niño es diferente, y evoluciona a su propio ritmo.

Algunos pediatras no recomiendan esta práctica al menos hasta el año para evitar el síndrome de muerte súbita, sin embargo, existen estudios que evidencian que al dormir el bebé con mamá, la proximidad con la madre estimula la lactancia materna, por lo que aumenta la frecuencia de amamantamiento, esto hace que el ritmo del sueño del niño sea distinto, es decir, disminuye la fase profunda del sueño.

Si ya has practicado el colecho, pero ahora no sabes cómo hacer para que el bebé se acostumbre a su cama, las recomendaciones son las siguientes:

- Enséñalo a dormir solo progresivamente pasándolo a su cama.

- Nárrale algún cuento de un niño que tenía miedo a dormir solo y que ahora lo supera.

- Define una hora para dormir y trata de respetarla esto ayuda tanto fisiológicamente como psicológicamente a que a los niños les de sueño cuando se acerca la hora.

- Créale un ritual para dormir a los niños.

- Evita a toda costa hacerlo sentir mal y humillarlo cuando se pone triste o se rehúsa a dormir solo diciéndole cosas como "te estás portando como un bebé", "voy a ponerte pañales entonces porque pareces un bebito".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Curiosidades

¿Cómo comenzó todo? Te lo contamos

| comentarios