logo170
82-en-porciento- de casos de COVID-19 en Lara estaacuten en cuatro municipios

Crédito: Archivo

82% de casos de COVID-19 en Lara están en cuatro municipios

Osman Rojas D. | LA PRENSA DE LARA.- Cuatro de los nueve municipios que hay en Lara están llenos de coronavirus. De acuerdo a los datos que entrega la Gobernación del estado, en estos momentos hay 683 casos confirmados en la región. De estos contagios el 82% (593) se concentra en Iribarren, Torres, Jiménez y Palavecino.

Desde el pasado 20 de marzo, cuando Lara contabilizó el primer caso, la enfermedad, que nació en China, ha ido en ascenso. La cifra preocupa en especial por los focos que se han desatado en municipios como Torres, Jiménez y Palavecino. De acuerdo con los datos aportados por la gobernación, Iribarren, con 322 casos, sería la entidad con una mayor cantidad de contagios. Esto se explica a raíz de la densidad poblacional del municipio. Además en Barquisimeto hay por lo menos cuatro instituciones centinelas con casos activos hospitalizados. Hasta allí todo bien. La preocupación aparece cuando se amplía el mapa del estado y se encuentran zonas rojas en lugares donde la radicalización, en teoría, debería respetarse más que en la capital.

Jiménez por ejemplo, acumula 96 contagios. El número es llamativo y más cuando en estados como Portuguesa (201 casos) y Cojedes (122 casos) se registra un ritmo de crecimientos de infecciones por día inferior al del municipio Jiménez. Torres con 94 casos también muestra un crecimiento muy alto, focos que, de no ser atendidos a tiempo, podrían significar un problema importante para la entidad.

"En Zulia se vio cómo un pequeño foco desembocó en una auténtica tragedia", decía el doctor René Rivas, presidente del Colegio de Médicos en el estado Lara, quien señala como necesario crear cercos epidemiológicos y mantener la cuarentena radical. "El centro es un foco de diseminación del virus. Hay que ver la cantidad de personas que están allí sin tapaboca", señala.

La nula aplicación de medidas y protocolos es una de las razones para explicar el crecimiento exponencial del virus en la región. Revisando con detenimiento los datos que aporta Carmen Meléndez, gobernadora de la entidad, nos encontramos con picos que prenden las alarmas. El 19 de mayo, dos meses después de que se registrara el primer caso de coronavirus en el estado, se alcanzó por vez primera la cifra de diez contagios al día. De allí los datos sólo han ido en aumento.

Tomando como referencia los datos oficiales nos encontramos con estadísticas que revelan el ascenso. Lara ha superado la barrera de los diez contagios por día hasta en 15 oportunidades. El apartado de las 20 infecciones diarias se ha superado en tres ocasiones y el de los 40 en una. Justamente este sería el listón más alto de contagios, pues el pasado 17 de agosto la entidad registró 47 casos.

"Va a pasar lo mismo que pasó con el zika en su momento. Las infecciones irán en aumento porque la prevención es nula", decía en días pasados el doctor César Ribas, excoordinador del grupo médico Lara Entera por la Salud.

El doctor hacía énfasis en cómo la circulación de personas entre municipio no ha parado. Desde Torres, por ejemplo, se sigue viajando a Barquisimeto con frecuencia. El Tocuyo, Duaca, Cabudare y Sarare también han tenido una fácil comunicación con la capital. "Se entiende que por el tema económico las personas deban movilizarse hasta Barquisimeto pero es que la circulación en la entidad es cada vez más evidente. Hay hasta terminales paralelos que salen ante los ojos de los funcionarios policiales. Yo, que no soy de Duaca, sé que en la Venezuela con calle 22 salen carros para allá todos los días. ¿El Gobierno no lo sabe?, ellos mismos han creado el caldo de cultivo para el aumento de estos casos", puntualiza.

Este "relajo" en la flexibilización de la cuarentena es lo que ha mantenido al estado en una ola creciente de casos. En los cinco meses de pandemia, Lara ha contabilizado al menos cuatro brotes. El primero de ellos apareció en Carora, el 07 de junio. Allí se registró el contagio de tres médicos, incluyendo el que murió el 10 de junio.

La mayoría de estos casos estuvieron ligados al paciente número 57 en el estado, que contagió a unas 15 personas entre las que destaca una señora de 67 años y el doctor Luis Felipe Ramírez, ambos hoy día muertos por Covid-19. Desde ese momento Torres ha cumplido quincenas enteras de radicalización total. Pero eso no ha frenado los brotes, pues los contagios siguen apareciendo.

Iribarren también tuvo su racha de contagios. Por un caso de un niño que vino de Carora se enfermó una residente del Hospital Pediátrico, una enfermera del Hospital Central y dos cajeras de una prestigiosa clínica en el centro de la ciudad. Esto ocurrió a principios del mes de junio. El foco, en teoría, fue controlado, pero en la entidad siguen apareciendo contagios comunitarios.

En Jiménez fue la llegada de personas provenientes de otros países lo que desató un foco de contagio que ya va por 96. Algo similar pasa en Morán, en donde las mismas autoridades sanitarias alertaron sobre fiestas clandestinas que han desembocado en el contagio de al menos 37 personas.

La última de estas alarmas se despertó en Palavecino. Hace un par de semanas se corrió el rumor que un trabajador de un supermercado de la zona se había infectado. Esto activó a las autoridades sanitarias que empezaron a hacer pruebas en todos los rincones de la localidad. El caso del paciente de supermercado no ha sido confirmado pero, en un lapso de dos semanas, Bpasó de 15 contagios a 44 casos confirmados.

Todos estos casos ubican a Lara como el estado número 15 entre la lista de entidades con más casos en el país.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias