Líder de Fénix en riesgo de muerte

Euseglimar González | LA PRENSA de Lara.- Alfredo" casi no duerme. Todas las noche se acuesta pensando en las amenazas que ha recibido, pero en ese momento recuerda las dos veces que lideró un secuestro en Fénix y David Viloria, mejor conocida como b, y esa escena le pasa por su mente como una película.

"En la próxima prendida (motín) de Fénix te vamos a matar", son las presuntas amenazas que recibió "Alfredo", a quien señalan como el líder de dos de las revueltas más cruentas del penal que se ubica al norte de Barquisimeto, entre ellas el secuestro de la directora Carla Zaras, ocurrido en diciembre de 2017.

Hace año y seis meses el resultado del motín fue un preso fallecido y seis personas secuestradas, entre ellos se encontraba la directora y cinco funcionarios penitenciarios. La situación inició tras la visita en el área de Media y Reflexión, donde habían niños.

"Después que lideró el secuestro lo trasladaron para la cárcel de Tocuyito y luego para Coro, pero a finales de enero de 2019 regresó a Fénix e inició el tormento", comentó un familiar de "Alfredo".

En 2017, en medio del secuestro de Zaras, aparentemente, los mismos reclusos asesinaron a Franklin Paúl Hernández Quezada (45), quien era pran de la Penitenciaría General de Venezuela (PGV), en San Juan de Los Morros, conocido como Franklin Masacre, Viruviru o Franklin La Guaira, uno de "los pesados".

Los familiares comentaron que la mayor preocupación de él es que lo asesinen y no haya salido a la luz pública las presuntas amenazas que él recibió, pues no solo secuestró a la que era para el 2017 la directora del penal, sino que en marzo de 2016, cuando estaba en Uribana lideró el secuestro de las trabajadoras del Servicio Social y el custodio Édgar Marín Bracamonte.

El 20 de marzo, el custodio Marín murió producto de la explosión de una granada, luego de dos días de estar secuestrado. Supuestamente, "Alfredo" y otros reclusos lideraron ese hecho.

"El custodio murió y luego de eso existen las amenazas por parte de funcionarios, quienes fueron sus compañeros", contó la familia del privado de libertad.

Contaron que "Alfredo" ha cambiado su actitud, pues aseguraron que él les ha dicho a sus familiares que con la violencia no ha llegado a nada bueno, pues hace más de 10 años está detenido por el delito de secuestro breve.

A "Alfredo" lo sentenciaron a 17 años y, según detallaron los allegados, ya lleva 13 años y dos meses recluido.

"Pedimos a los derechos fundamentales y humanos para que velen por el bienestar de él", comentó el familiar.

Otras Noticias