Cuarenta reos han muerto en Lara en menos de tres meses

Luis Felipe Colmenárez | LA PRENSA DE LARA.- El Centro de Comunicación Nacional expuso este viernes que en los penales del estado Lara han muerto cuarenta reclusos desde el 29 de mayo hasta la fecha.

La situación se está desarrollando específicamente en el Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como Uribana, y en la Comunidad Penitenciaria Fénix, ambos ubicados al norte de Barquisimeto.

Exponen que entre mayo y junio, un total de 31 presidiarios fueron ingresados al Hospital Central Antonio María Pineda, presentando cuadros severos de desnutrición.

Asimismo, resaltan que hasta el principal centro de salud de la capital larense llegan los reclusos con diversas afecciones como dolores abdominales, tensión baja, glicemia alta y en su mayoría con deshidratación, cuadros diarreicos y fiebre persistente.

Desnutrición

El Centro de Comunicación agrega que según contaron familiares, al menos 120 reclusos de distintas áreas del penal están bajo un cuadro grave de desnutrición y permanecen albergados en un galpón que antes se utilizaba para las visitas.

Uno de los reos comentó que estas personas fueron llevadas hasta ese lugar con la promesa de que les darían doble porción de comida, pero bajo las mismas condiciones que el resto.

Suman que las pocas porciones de alimentos que reciben los presos, junto a su vulnerabilidad a enfermedades infecciosas como la tuberculosis, han deteriorado su estado físico.

Aseguran que tienen que comprar la comida diaria para sobrevivir. Según lo denunciado, el costo de un plato de alimentos en Uribana oscila entre 600 mil y un millón de bolívares, dependiendo de menú, sumado al costo por agua potable y la "causa" semanal que presuntamente le pagan a los custodios.

Por otro lado, los problemas sociales derivados de las fallas en servicios públicos y la poca disponibilidad de transporte, hacen casi imposible que los familiares puedan visitarlos y llevarles alimentos.

Muertes dentro de los penales

La primera muerte por condición salud que se reportó el 29 de mayo fue la de Jesús Manuel Trujillo García, de 55 años de edad, quien padecía varias patologías como VIH y tuberculosis, sumado a un cuadro de desnutrición.

Ese mismo día Erasmo Jesús Gómez Rojas, de 19 años de edad y proveniente de la cárcel Fénix Lara, fue ingresado al hospital con un cuadro de desnutrición y deshidratación. También falleció la noche del 31 de mayo.

El tercer preso fallecido fue Bernal Pineda Belén, de 62 años de edad, quien fue trasladado desde Uribana el 4 de junio en compañía de cuatro presos. Todos presentaban cuadros diarreicos y fiebre.

El sexagenario no soportó el traslado y fue ingresado sin signos vitales al nosocomio. En tanto, los cuatro reos que lo acompañaban fueron evaluados y devueltos al penal, pero el 10 de junio ingresaron de nuevo al área de emergencias con la misma sintomatología.

En la lista de los quince reclusos trasladados desde Uribana hasta el Hospital en un solo día, se encontraba Jhonny Javier Bermúdez García, de 38 años de edad, quien estaba severamente desnutrido y fue uno de los tres hombres que quedaron hospitalizados por su grave estado de salud. El 12 de junio le dio un paro respiratorio y falleció.

El mes pasado fallecieron 4 presos que eran de Lara pero habían sido trasladados al Dorado y la semana pasada falleció Raimond Gudiño murió en Tocorón, por tuberculosis y desnutrición.

Fuente informativa: La Patilla.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

Otras Noticias