Sector licorero en Táchira reanuda su trabajo tras cinco meses paralizados

Agencias | LA PRENSA DE LARA - El sector licorero del estado Táchira se vio obligado a mantener sus puertas cerradas por cinco meses y migrar a otras actividades económicas para poder sobrevivir a la crisis, en medio de la cuarentena dictada para evitar la propagación de coronavrius en la entidad. 

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira - La cuarentena por la pandemia de la COVID-19 obligó al sector licorero a mantener sus puertas cerradas por cinco meses, y migrar a otras actividades para sobrevivir en medio de la crisis.

Esta semana de flexibilización y luego de un acuerdo establecido con el Protectorado del estado Táchira, les está permitido trabajar los días jueves, viernes y sábado en un horario de 10 de la mañana a tres de la tarde.

Para Johnson Delgado, presidente de la Cámara de Licoreros en la entidad, esta medida no es acorde, pues los clientes con los que contaban se han alejado y las ventas han disminuido en más del 75 por ciento.

"Estamos cumpliendo con los protocolos sanitarios, como uso de tapabocas, desinfección y solo se está vendiendo para llevar, es decir, no se tiene permitido el consumo dentro o fuera de los locales" dijo.

Más de 15 licoreros cerraron sus puertas, debido a que no pudieron sostener los costos de alquiler cancelados en pesos o dólares, pago de nómina y se encuentran vendiendo sus cuartos fríos e inventario.

Detalló que están elaborando un documento a Nicolás Maduro para solicitar la apertura gradual del sector licorero, enfatizando que este sector es el tercer reglón del área económica que paga más impuestos en el país.

"Generamos más de 150 mil empleos directos y 500 mil indirectos, frente a esto, es necesario que podamos trabajar y que seamos incluidos en los sectores económicos que puedan laborar mientras finaliza la pandemia" acotó.

En el estado Táchira, hay afiliados más de 3 mil licoreros, que generan más de 15 mil empleos directos y 25 mil indirectos.

Nos afectan los informales 

La propietaria, María Fernanda Dugarte, destacó que quienes trabajan con bebidas alcohólicas se ven afectados con las ventas informales, lo que hace que disminuyan las ventas en licorerías.

"Hay mucha competencia en la calle, esas personas no tienen registro, no pagan impuestos" dijo.

 Dugarte precisó que de los licores, lo más vendido es la cerveza y el ron con el precio más económico. "El precio es de 15 mil a 20 mil pesos, es lo que más buscan" acotó.

Los estados Táchira, Mérida y Trujillo consumían 6 millones de litros de cerveza mensuales, ahora, 2 millones de lts.

Dugarte enfatizó que el horario que les está permitido trabajar no es el mejor ya que las personas que quieren beber, lo hacen en horas de la tarde, por lo cual, considera que deberían poder trabajar hasta las siete de la noche.

Fuente informativa: La Prensa del Táchira. 

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

Ver más:
Otras Noticias
Nacionales

Octubre fue el mes con más protestas laborales

| comentarios