Aprehendidos tres "médicos chimbos" en Sanare

Osman Rojas | LA PRENSA DE LARA.- Tres "médicos chimbos", dos hombres y una mujer fueron detenidos en Sanare el pasado martes por la noche. De acuerdo a lo denunciado por integrantes de diversos caseríos en la zona, estos impostores andaban pasando consulta casa a casa y cobrando con productos como granos o café.

Aparentemente, el proceder de los estafadores era bastante simple. Cuando llegaban a una comunidad se identificaban como especialistas del programa "Médicos sin Fronteras". Luego que obtenían la atención de las personas, ellos ofrecían consultas de ginecología y odontología. El costo de la consulta era bajo, en comparación con una consulta a nivel privado y, a las personas que no tenían dinero, les aceptaban productos como granos o café.

"En la zona rural de la parroquia Pío Tamayo, estaban tres supuestos médicos. Venían recorriendo varios caseríos, pero no iban a los ambulatorios. Pedían a los productores café o quinchoncho, en fin, los productores les pagaban como podían", denunció uno de los integrantes de la Brigada de Seguridad (grupo de civiles armados que fue formado para la defensa de los agricultores).

Según denuncian las personas, estos médicos son responsables de complicar la vida a más de uno. A un señor, al que le extrajeron una muela, le fracturaron la mandíbula. Toda esta información se fue difundiendo y las personas ya estaban alertas hasta el punto que los buscaron, los vigilaron y el martes, a las 11:00 de la noche, consiguieron a los impostores, los detuvieron y se los entregaron a la Guardia Nacional.

Allí inició otro problema para la comunidad. A las 2:00 de la tarde del día miércoles se empezó a correr el rumor de que los detenidos iban a ser liberados. El argumento de los guardias era que no habían testigos ni denuncia formal. Las personas empezaron a pedir a los funcionarios que utilizaran la patrulla para visitar las comunidades y allí conseguirían a las personas. La súplica no fue escuchada.

Las personas advirtieron a los funcionarios que, si liberan a los impostores, unas cien habitantes de la localidad se iban a apostar frente al comando. Los funcionarios recularon; sin embargo, horas después soltaron a la mujer detenida argumentando que tenía un niño que cuidar.

El asunto de los médicos en Sanare está más vivo que nunca, pues la comunidad está haciendo presión para que estas personas sean presentadas a los tribunales lo antes posible.

Con la detención de estas tres personas el estado cuenta con al menos cinco expedientes abiertos en los últimos dos años. En el Antonio María Pineda, por ejemplo, fueron detenidas dos personas, uno que pasaba consultas en la emergencia y el otro que vendía sangre.

Lo más llamativo de estos casos es que todos consiguen credenciales e incluso sellos tan bien falsificados que en los hospitales y ambulatorios no se dan cuenta.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

Ver más:
Otras Noticias
Locales

Lara suma 1.141 contagios por coronavirus 

| comentarios