Se va la luz todos los días, no hay horario.

Serapio Cordero

Consultado

Con los cortes se dañan los electrodomésticos.

Raquel González

Consultado

Comerciantes con bajas ventas por cortes de luz

María B. Jordán | LA PRENSA DE LARA.- Cuando se va la energía eléctrica no les queda de otra que bajar sus santamarías. Así están los comerciantes y quienes tienen su negocio, pues cuando llegan las horas de tortura durante el día para ellos es imposible trabajar.

Si no se les va la señal para recibir transferencias o pasar el punto de venta, se les calientan los productos que necesitan refrigeración y hasta quedan a oscuras en el local a pesar de que se les va la luz en el día, por lo que son ventas que pierden, y trabajos que dejan de hacer.

Los comerciantes dicen que les afecta directamente porque dejan de percibir ingresos, pues a veces cortar la luz en horas de la mañana o al mediodía puede durar hasta cinco horas o más. Tal es el caso de Héctor Castaño, quien es técnico y cuenta que cuando se va luz no puede encender la pistola para soldar o cualquier herramienta que necesite en el momento.

"No puedo reparar ni probar nada porque necesito energía eléctrica", dijo Castaño, detallando que si no cierra se pone a armar cualquier electrodoméstico que tenga, pero es complicado trabajar así.

Así como él están los demás comerciantes que ya no cuentan con una planta eléctrica o que por el mismo problema del suministro de combustible no puede utilizarla.

Los comerciantes que venden jugos, pollo, carne, queso y demás, dicen que les preocupa que con los cortes de energía se les llegue a dañar la mercancía y tengan pérdidas. 

También se quejan

En las comunidades las personas también cambian el semblante cuando ven que se les va la energía eléctrica, y dicen que aún no logran acostumbrarse a pasar largas horas a oscuras. Relatan que bien sea en el día o en la noche se les hace complicado para continuar con su rutina.

"Lo ideal es que establezcan un horario como antes, porque así uno esta prevenido", dijo Serapio Cordero, detallando que a veces se quedan sin preparar la comida, pues tras la ausencia del gas doméstico tienen solamente cocina eléctrica.

Cordero detalló que en el oeste a veces se les va al mediodía y otras veces en la noche por cinco horas y hasta más, pues nunca hay un horario establecido y no saben a qué hora exactamente llegará y ese es su dolor de cabeza de todos los días.

Adicional a eso, señalan que se les han dañado los electrodomésticos de sus casas porque durante el día también hay muchos bajones de energía eléctrica. "Se me dañó el tostiarepa y la nevera y eso ahorita es muy difícil de reparar por lo costoso que están los repuestos y comprarlos nuevos mucho menos" fue lo que dijo Raquel González, quien vive en la comunidad La Paz, en el oeste de Barquisimeto.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube. 

Otras Noticias