Desorden Público celebra 35 años en la industria musical

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- Transgresora, crítica, innovadora pero, sobre todo, sólida. Así es Desorden Público, una banda que se ha mantenido en el tiempo pese a los cambios en su formación, las nuevas reglas de la industria y la sociedad convulsa en la que les ha tocado moverse.

Hoy, la agrupación, aún integrada por Horacio Blanco, José Luis "Caplís" Chacín, Danel Sarmiento y Óscar Alcaíno celebra 35 años de carrera artística.

Por allá, en 1985, en aquella Caracas violenta y en crisis, nació Desorden Público. No sabían ni esperaban Horacio Blanco y Caplís Chacín -a los que más tarde se unirían Daniel Sarmiento, Óscar Alcaíno, Víctor Contreras, Antonio Rojas , Francisco "Kiko" Núñez, José "Cheo" Romero y Emigdio Suárez- que la banda se convertiría en el primer y más importante proyecto de ska en la historia musical de Venezuela y en parte fundamental de la cultura pop del país.

Tres años después, en 1988, Desorden Público grabó su primer disco homónimo, en el que incluyeron 10 canciones con letras directas, cargadas de crítica social y humor. Con el tiempo, estos elementos se convertirían en el sello característico de la agrupación que, tema tras tema, se encargaría de reflejar la realidad sociopolítica de la época.

"Desorden Público es más que una banda, es un relato de lo que ha ocurrido en el país a través de la música. Si bien la banda es de ska y este género no es el más venezolano, en sus letras y en su sentir es una banda muy caraqueña, que se ha atrevido a hablar de las realidades de las calles de la ciudad, ellos las han recorrido con su música", dice Pata Medina, locutora del Hit Parade Venezuela.

En su discografía se recuerdan títulos como En descomposición (1990), Canto popular de la vida y muerte (1994), Plomo revienta (1997), Diablo (2000), Estrellas del caos (2007), entre muchos otros.

Escoger el álbum más representativo de la banda podría ser difícil, porque cada uno refleja un momento particular de la banda así como del país.

"Desde el año 85 hasta el presente, en Venezuela se han vivido diferentes procesos políticos y sociales sumamente importantes y el discurso de Desorden Público ha permanecido bastante coherente a lo largo del tiempo con esas críticas sociopolíticas (?) Creo que en cada uno de sus discos hay elementos de ese tenor y del otro que es el humor, además de su afición por el ska que tiene representación en cada uno y las adiciones rítmicas de Latinoamérica que han ido incorporando", explica Juan Carlos Ballesta, editor de la revista La Dosis.

Para Ballesta los discos más importantes en la carrera de la banda son Canto popular de la vida y muerte y Plomo revienta.

Pata Media coincide con Ballesta en que el disco Canto popular de la vida y muerte es el más importante del grupo. Para ella este álbum, que cumplió 25 años desde su lanzamiento en 2019, representa un statement sociopolítico: "Siento que es una declaración y una posición fuerte ante cualquier cosa con la que no estoy de acuerdo y me parece que es súper punk en ese sentido". Su canción favorita pertenece a este disco: "La danza de los esqueletos".

Medina cuenta que desde que escuchó la canción hizo "clic" con la frase "y mi amor daltónico tampoco ve color". "Habla de la aceptación, de la diversidad, de que el amor no tiene tintes, no tiene raza ni géneros (?) Si vemos lo que está pasando en el mundo con el movimiento Black Live Matters y la diversidad sexual, la canción está muy a tono, y eso que estamos hablando de una canción de 1994".

Por su parte, Julio Briceño, vocalista de Los Amigos Invisibles, asegura que su tema favorito de la banda es "Cursi", del álbum En descomposición.

Los integrantes de Desorden Público siempre apoyaron a Los Amigos Invisibles desde sus inicios, asegura Briceño quien, a su vez, cuenta que Caplís Chacín, bajista desordenado, fue el responsable de que Julio y compañía firmaran con una disquera.

"Él siempre nos confesó su gusto por nuestra música y nos decía que teníamos que ser una agrupación que grabara discos para que nos conocieran, porque toda esta onda del latin jazz y el funk era necesaria", recuerda el cantante.

Desorden Público es y ha sido un ejemplo a seguir para muchos músicos: por la manera responsable en la que han llevado su carrera, por contar la historia contemporánea del país a través de sus letras, por su coherencia, solidez y fuerza escénica.

"Musicalmente, es una banda que puede gustar desde Venezuela hasta Japón. En cualquier país donde la banda se presenta siempre hay un público nuevo que no los conocía y que se enamora de ellos", finaliza Ballesta.

Fuente Informativa: El Nacional

Otras Noticias
Musica

Miranda Black estrena su tema "Forever"

| comentarios