Lo que enfrentará Saab al ser extraditado a EE.UU.

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- Cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos emprendió la cacería contra Alex Saab, el poderoso empresario vinculado al Gobierno de Venezuela, dispuso a veteranos fiscales en la lucha contra el lavado de dinero y corrupción internacional para cumplir su cometido. Ahora que la extradición de este hombre identificado como  presunto testaferro de Nicolás Maduro desde Cabo Verde es inminente, la batalla de estos abogados para esclarecer el caso apenas comienza.

El gobierno de Cabo Verde autorizó el martes 14 de julio la extradición a Estados Unidos del empresario Saab, según el diario colombiano El Tiempo. Y añadió que si bien la defensa del aliado de Maduro puede apelar la decisión que tome Cabo Verde, Washington está optimista sobre el envío del barranquillero, procesado por los delitos de lavado y corrupción vinculados al Gobierno venezolano.

Cinco veteranos fiscales del Departamento de Justicia vinculados a la Sección de Fraude en la División Criminal, así como a la Fiscalía del Distrito Sur de Florida, están coordinando el caso contra Saab desde hace dos años, cuando comenzaron las indagaciones, pero lo clave de sus trabajos es que vienen siguiendo el rastro del expolio venezolano en al menos cinco casos y una treintena de acusaciones, precisó Diario Las Américas sobre la base de registros judiciales.

"Si algo tienen en común en este momento los fiscales anticorrupción de Estados Unidos es que la cleptocracia de Venezuela se está convirtiendo en una referencia para sus currículos cuando se trata de llevar ante la justicia delitos de cuello blanco de alcance global", señaló.

Los documentos de su caso, revelan que el veterano abogado litigante de la Sección de Fraude del DOJ John-Alex Romano, conocido por su experiencia en el combate contra la violación de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), ha estado liderando las pesquisas del caso, así como de dos acusaciones clave contra la cleptocracia dadas a conocer en junio de 2019, cuando fue acusado un exministro del gobierno venezolano y un exfuncionario de la compañía de electricidad estatal por millonarias estafas, reveló.

A Romano lo acompaña en las investigaciones contra Saab el fiscal federal adjunto Michael B. Nadler, del Distrito Sur de Florida, que desde 2017 ha formado parte de significativas investigaciones de la corrupción venezolana en Estados Unidos.

El fiscal Nadler, de la Sección de Delitos Económicos y Ambientales del Distrito Sur de Florida, jugó un papel de sabueso de la ley y el orden en las indagaciones de la Operación Money Flight, un esquema internacional de mil millones de dólares para lavar fondos malversados de la petrolera estatal venezolana Petróleos de Venezuela, desmantelado en julio de 2018.

La fiscal federal adjunta Nalina Sombuntham es otra figura estelar de la justicia de Estados Unidos en el caso de Saab y su experiencia apunta a los planes para recuperar los activos robados.

Saab está sancionado por el Departamento del Tesoro por supuestamente utilizar una red de compañías fantasmas en el ámbito global, para ocultar enormes ganancias en un esquema de compra de alimentos sobrevalorados bajo el programa estatal de las Cajas Clap (Comités Locales de Abastecimiento y Producción). Sumado a su acusación por los fiscales federales en Miami, de ser hallado culpable se arriesga a una pena de 20 años de cárcel, si es que antes no decide negociar con la justicia y dar información por libertad.

Lea la nota completa en El Nacional

Otras Noticias
Nacionales

Venezuela suma 787 casos de COVID-19 y ocho muertes

| comentarios