Daniela decide entre pagar arriendo, servicios y comer 

Ismar Álvarez G. | LA PRENSA de Lara - Daniela, una joven venezolana de 23 años, partió a Colombia hace un poco más de dos años, saliendo así de su zona de confort en el sector Copeyal, municipio Iribarren, donde residía. Ella tenía una vida normal de estudiante universitaria que se vio truncada con la crisis humanitaria en su país y ahora vuelve a vivir momentos duros al quedar desempleada en Medellín como consecuencia de la pandemia del coronavirus y el confinamiento. 

Al propagarse la pandemia en Medellín, el restaurant donde laboraba se vio obligado a cerrar. Cuenta que ahí solían aglomerarse muchas personas, lo que aumentaba la vulnerabilidad de contagio entre sus trabajadores y clientes. 

En su trabajo, los empleados fueron liquidados, sin embargo les otorgaron una suma de dinero suficiente para "sobrevivir" en la cuarentena que se decretó en Colombia el 23 de Marzo y hasta la fecha se mantiene con algunas flexibilizaciones.  

"Te ves en la obligación de decidir: o pago arriendo, o pago servicio, o como" indicó lo que vive en la actualidad, la joven que dejó sus estudios en Barquisimeto estado Lara, para emprender en el vecino país una vida más cómoda y poder ayudar a su familia.

En medio de esta dura situación, donde vive arrendada, les han permitido la prórroga del pago, pero a pesar de ser una especie de ayuda en medio de la pandemia, las mensualidades se van acumulando y debe dar garantía del pago luego.

 "Te endeudas terriblemente, hay que buscar dinero de donde no hay y así no perder el año entero solo en deudas" relata Daniela, quien da gracias a Dios que está con sus hermana Zulimar, quien tuvo la suerte de no quedar desempleada y está aportando una cuenta más, para los gastos.

Pidió prestado para enviar remesa a su familia  

Daniela cuenta sentirse preocupada por su familia en Venezuela, debido a la falta de información y por la escasez de medicamentos. 

"Me vi obligada a quitar prestado para mandar dinero a Venezuela para que mi mamá y papá salieran a comprar comida, lo necesario" contó a La Prensa de Lara, pues la ayuda económica que les brinda a sus padres, es una de las razones por las que decidió salir del país. 

A pesar de que Colombia ha sido señalado como un país donde existe la xenofobia en contra de los venezolanos, Daniela destaca que se les han otorgado ayuda, mientras que en páginas y organizaciones se encuentran realizando censos de la cantidad de connacionales en situación crítica para brindarles alimentos en Colombia.

Juserth, hermano de Daniela que está en Venezuela, aportó que en un principio de la pandemia estaba asustado por la incertidumbre del virus. "Ellas estaban solamente encerradas comiéndose los ahorros". Ahora, dice no estar muy preocupado en la actualidad pues sus hermanas se encuentran trabajando y tomando las medidas preventivas para evitar el contagio. "Son muy precavidas las dos" resaltó . 

Por ahora Daniela, tiene un ingreso laborando en una panadería y así, ha podido cubrir algunos gastos con su hermana, en medio de esta emergencia mundial de la que no escapó Colombia, que ahora cuenta con 117 mil 412 casos confirmados y 4 mil 305 muertes, según el balance hasta el 6 de julio, de la Universidad Johns Hopkins. 

Colombia ha recibido más de 1 millón 825 venezolanos (según el conteo de Migración Colombia hasta abril de este año), tras la crisis política, social y económica que atraviesa el país petrolero desde hace 5 años.  

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube.

Otras Noticias
CUARENTENAENELEXILIO

Venezolano sobrevive en Sevilla con ayudas sociales

| comentarios

CUARENTENAENELEXILIO

En Perú: A Eduarly le cambió la vida la pandemia 

| comentarios

CUARENTENAENELEXILIO

Tras confinamiento: desempleo marca a venezolanos en Colombia

| comentarios

CUARENTENAENELEXILIO

Valentina: una estudiante venezolana confinada en Inglaterra

| comentarios