Las ventas están muy bajas, lo que uno hace es sólo para comprar comida.

Miguel Rosendo

Consultado

Con lo que trabajé sólo pude comprar dos harinas nada más.

Raúl Gonzalo

Consultado

Precio de la harina continúa sin freno

María B. Jordán | LA PRENSA de Lara.- De los chinos a los supermercados. Así es como andan los guaros en busca de la harina más económica, cuya presentación más conocida (PAN) se puede conseguir hasta en 200 mil bolos. Otras menos famosas, pueden costar 170 mil.

Para poder rendir la plata la gente busca en varios comercios, la harina PAN en los chinos de la 21 se cotizan en 170 mil bolívares, mientras que es supermercados del este la misma harina pisa los 210 mil bolívares.

"Uno ya no puede ni comprar harina, porque la pensión no alcanza para tanto", dijo Dolores Guerra, quien se quejó porque la comida sube de precio cada semana, pero lo que ellos tienen de ingreso sigue siendo el mismo monto.

La gente al entrar en los comercios empieza a mirar las marcas de las harinas para ver cuál es la más barata, por ejemplo la Juana se puede conseguir en 170 mil bolívares, mientras que hay otras que sin ser reconocidas alcanzan los 130 mil bolívares, pero es una opción por lo económica en comparación a las otras presentaciones.

Guerra detalló que ella prefiere caminar e ir preguntado en varios comercios con tal de ahorrarse lo más que pueda. "Hay que buscar lo más barato porque uno no se come la arepa sola, hay que rellenarla con algo y eso también es plata", apuntó.

En ese sentido, La Prensa hizo un recorrido por comercios y encontró que un cartón de huevos supera los Bs. 500 mil, mientras que una mortadela cuesta 400 mil bolívares. 

Ventas flojas

Los comerciantes aseguran que las ventas de comida están flojas, pues no solo es la harina, sino que a eso también se le suman las verduras y los víveres, mientras que los trabajadores señalan que lo poco que ganan en el día lo destinan solo para la comida y garantizar aunque sea harina, pasta y granos.

La pasta que es lo que la gente suele compra por ser más rendidora. Su precio es de 240 mil bolívares el kilo, acompañarla con carne está difícil porque el kilo de molida pisa los 650 mil bolívares, mientras que el queso blanco ronda los 500 mil.

"Las ventas están regulares, la gente no está comprando como antes" dijo el comerciante Eladio Cova, quien explica que las personas hacen varias vueltas por los negocios para buscar el precio que más le conviene.

El hombre dijo que tiene dos semanas que se instaló a trabajar en el centro. "Uno tiene que tener las cosas más baratas para tener ventas, pues la idea es que no solamente ayudemos a los demás, sino que también podamos tener ingresos para comer", añadió.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias