Con ingenio unen el deporte y el trabajo 

Jordán / Hernández | LA PRENSA de Lara.- Combinan ejercicio con trabajo. En esta cuarentena decretada por la pandemia del coronavirus hasta los deportistas se las ingenian para mantenerse en forma y además ganar un dinero extra, para lo cual ofrecen servicios de entregas a domicilio en bicicleta o en patines.

Tanto patinadores como ciclistas de montaña han optado por trabajar como delivery en Barquisimeto, pues sus empleos formales están paralizados por la cuarentena que rige en el país desde el pasado 16 de marzo. Aseguran que combinan lo que más les gusta hacer, que es ejercitarse, con el trabajo, pues van de un lado a otro a llevar las encomiendas de sus clientes.

Michele Di Filipo de 18 años de edad, actualmente pertenece a la selección de patinaje de alto rendimiento del estado Lara, el muchacho contó que debido a la alta demanda del servicio de delivery tuvo la idea de ganarse la vida en sus patines y no quedarse con las manos cruzadas en medio de esta crisis económica. Narró que tres amigos más lo acompañan en su iniciativa para ayudar a su familia durante la cuarentena.

"Con esta situación tan difícil de la cuarentena mis padres no pueden salir a trabajar, debido al poco transporte público" dijo Filipo quien con alegría agregó que a través del delivery le ha ido bien en sus primeras semanas de prueba y lo seguirá haciendo mientras permaneza la cuarentena, pues asegura que en medio de situaciones como estas, la creatividad y el ingenio los ayudará a salir adelante.

Detalló que sus encargos los lleva en una caja cuyo peso no puede sobrepasar los 10 kilos por cada destino. Filipo dijo que la mayor demanda que tiene el delivery es de comida y medicinas que distribuye en diferentes sectores de Barquisimeto sobre sus patines, "mi recorrido es desde Pueblo Nuevo, paso por el centro, y también parte este de la ciudad. Los clientes nos ubican por las redes sociales", añadió.

Filipo dijo que para su nuevo trabajo utiliza los mismos patines con los que entrena, pero tienen que cambiarle periódicamente las ruedas, pues en el asfalto se desgasta más rápido que en una pista de patinaje.

Empezaron con entregas a amigos, familiares y conocidos y luego fueron aumentando la cantidad de personas que solicitan el servicio, pues entre ellos mismos pasan los contactos e incluso hay personas que los ve en la calle haciendo sus traslados y también le preguntan por el servicio.

Diligencias

Los deportistas también utilizan sus implementos de entrenar para hacer de las dificultades algo más fácil. Tal es el caso de Carlos Amaro, que busca medicinas y comida sobre sus patines.

"Estoy usando el medio que más domino para buscar y llevar el gas a mi casa porque tenemos muchos problemas con el servicio" dijo Amaro, quien también sale con sus patines en busca de medicamentos para su mamá para lo cual recorre varias farmacias.

El patinador dijo que no solamente ayuda en su casa, sino que también le da una mano a sus familiares. "Por la situación de la gasolina y el transporte público yo también ayuda a mi familia a buscarle el mercado", dijo. Amaro es exmiembro de la selección de patinaje del estado Lara, dijo que tuvo que retirarse del deporte hace seis años por el alto costo de los repuestos y mantenimiento de los patines, pero aun los conserva y ahora son de utilidad.

Carlos Fabricio, es otro muchacho que pertenece a la selección de patinaje de Lara. Por la crisis económica tiene que trabajar fuertemente para poder pagar todo lo que el deporte requiera. "Los uniformes y los patines son muy caros, pero ahora también los utilizo para hacer delivery cuando las personas me llaman y con eso me ayudo con algo de dinero" dijo el muchacho que tiene 12 años practicando el deporte.

En bicicleta

Ciclistas de montaña también salen hacer delivery y atienden a cualquier sector de Barquisimeto. Con su uniforme y bicicleta, estos deportistas profesionales en medio de la pandemia aún se siguen ejercitando y también buscan ingresos para mantenerse, pues sus trabajos formales están paralizados y tienen que buscar la manera de tener ingresos.

Julio Granados, quien es ciclista de montaña dijo que él inició solo y luego invitó a un amigo para hacer las entregas casa por casa. "Otro amigo nos contactó para que eso lo convirtiéramos en una empresa" dijo el muchacho. Dicen que están en busca de otros ciclistas que como ellos quieran participar en el emprendimiento Delivery Eats Venezuela. Sus bicicletas son las mismas que usan para entrenar y practicar, es decir, de montaña.

Ellos llevan cava térmica, que les permite que tanto lo frío o caliente mantenga la temperatura hasta su destino. "Hacemos todo tipo de entregas, no solamente comida, sino también mercados y cualquier otro producto que necesiten nuestros clientes" dijo Granados. Comentan que tienen salvoconducto para poder trabajar hasta las seis de la tarde.

Gregorio Hernández, es otro de los ciclista que se mantiene haciendo delivery. "Para nosotros el ciclismo era un hobbie, pero ahora es un trabajo", apuntó.

Detalló que utilizan el mismo uniforme del deporte por razones de comodidad a la hora de pedalear, pero ya están a punto de tener uno rotulado con el nombre de la empresa.

Los ciclistas van a cualquier parte de Barquisimeto e incluso están haciendo enlaces con comercios, supermercados y hasta locales de comida para trabajar directamente con ellos, pero cualquier otro tipo de negocios que los clientes deseen, ellos pueden llegar.

Tanto los ciclistas como los patinadores dicen que por ser algo que la gente no está acostumbrada a ver a diario, llaman la atención de las personas, pero que a su vez es una de las maneras de captar más clientes, pues la gente les pregunta por sus servicios y los contrata.

Se trasladan

Hay personas que sin ser deportistas también desempolvaron sus bicicletas y patinetas en vista de la dificultad que tienen para conseguir gasolina y el poco transporte público que está operativo.

En las calles de Barquisimeto se puede ver como las personas salen hacer sus diligencias en bicicleta e incluso si se trata de un lugar cercano también lo hacen en patines.

"Mi hermano practicaba ciclismo y él se fue del país, pero la bicicleta seguía en la casa y yo decidí usarla para evitar caminar tanto" dijo Stiven Mendoza, quien no es profesional del deporte, pero utiliza esta herramienta para movilizarse.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

Otras Noticias