No vamos a tomar más café, está muy caro, beberemos guarapo de malojillo.

Carmen Escalona

Consultada

En casa se compra un cuartico y se rinde; es sólo para la mañana.

Olga Mendoza

Consultada

El vicio del café se deja en el olvido

Jennifer Orozco | LA PRENSA de Lara.- "Dejaremos el vicio", fue la respuesta de algunas personas tras ver cómo un café de panadería cuesta entre 50 mil y 100 mil bolívares. Aseguran que los precios llegaron a las nubes porque el café crudo, la azúcar y la leche cuestan un ojo de la cara.

Para Raquel Montero, quien se tomaba un café de panadería grande todos los días, ahora se le hace imposible pagar 100 mil bolívares por "un con leche". "Cambiaré el vicio por otra cosa, porque nadie tiene para pagar 100 mil bolos por un vaso de café. Ya desayunar en la calle era un lujo y con el cafecito a ese precio lo es más", declara.

En las panaderías aseguran que a veces apagan las máquinas ante la baja demanda de la bebida. "Lo que hacemos es apagar la máquina a mediodía porque es más el gasto de luz y de material el tenerla prendida, se nos puede dañar y hay tardes donde no sacamos ni un solo vasito", dice Fátima Dos Santos, encargada de una panadería en el centro de Barquisimeto.

Dos Santos ratifica que es imposible bajar el precio de la deliciosa bebida, pues el café, tanto en grano como molido, es bastante caro. "Antes nos vendían al mayor y salía un poco más económico, pero ahora debemos comprarlo detallado en supermercado, porque no han traído más en saco y así sale bastante caro, el medio kilo en algunos lugares está en 600 mil bolívares de un buen café", revela.

La mujer además dice que el kilo de azúcar pasa los 160 mil bolívares y ni hablar de la leche, que empaquetada cuesta casi el millón de bolívares por kilo y líquida serian 360 mil lo que hay que pagar por cada litro.

"Además está el pago del personal que hace café, porque no todo el mundo aquí hace un buen café, el costo de los vasos que cada vez está más alto igual que los agitadores", dice Dos Santos.

Los cafeceros de la calle también declaran que antes hacían hasta 6 termos de café negro, pero que ahora hacen la mitad porque no se les vende. "Entendemos que el efectivo está escaso, pero por transferencia cobramos un poquito más. La gente se molesta, pero es la regla para casi todos los que andamos en la calle", explica José Romero, quien trabaja en los alrededores del terminal.

Hacer café en casa tampoco es económico, pues el cuarto kilo de café puede costar hasta 300 mil bolívares, a cuyo gasto se suma el azúcar que ya supera los 150 mil bolívares.

"Es preferible tomarse un café bueno a varios malucos. Pero si acaso nos va a alcanzar para tomarnos uno quincenal. Los precios son exagerados en comparación con un sueldo mínimo, pues un café de panadería es la mitad de una quincena", explica Marisol Delgado.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube.

Ver más:
Otras Noticias