Con esta lluvia pude llenar mi tanque, me ahorre un dinero que no tenía, pues las cisternas están empeñadas en cobrarnos en dolares siempre.

Miriángel Gordillo

Consultada

Salí corriendo a despertar a mis hijos en la madrugada para llenar los tobos y así llenar el tanque, con agua de lluvia.

Carmen Escobar

Consultada

Esta agüita por lo menos nos ayudará a solventar para lavar ropa y los platos, porque nos falta agua para todo; no llega por tubería.

Juan Gómez

Consultada

La lluvia es la "solución" ante falta de agua por tubería 

Orozco | Hernández | LA PRENSA de Lara.- Cinco meses y 14 días de larga sequía vivieron al noreste de Barquisimeto hasta que en horas de la madrugada de este jueves la lluvia puso a correr a más de uno para poder llenar sus tobos de agua. En El Cercado vieron como "un milagro" las gotas que caían del cielo y que tanto habían pedido a Dios.

"Apenas escuché que estaban cayendo unas goticas de agua me levanté y salí corriendo con los tobos al patio para que se me llenaran", comentó Carmen Escobar, que emocionada iba llenando poco a poco el tanque de su casa con la lluvia que aún caía en horas de la mañana.

Miriángel Gordillo, otra habitante de El Cercado comentó que es un alivio para el bolsillo porque ya se estaba quedando sin agua y ella compra cuando no tiene. "Cada pipa de agua me cuesta un dólar y de verdad no tengo esa cantidad en este momento", expresó.

"Yo rezo todos los días para que empiece a llover porque esta sequía que estamos pasando es muy fuerte y los calores no se soportan", comentó Isabel de Gutiérrez, habitante del sector Vista Hermosa, vía El Cercado.

Aunque la temporada de lluvia comienza casi siempre en el mes mayo, para muchas familias en el estado Lara es un tremendo regalo de la naturaleza, ya que muchos no poseen el servicio de agua por tuberías y sólo dependen de caminar largos tramos para buscar el vital líquido o de camiones cisternas.

Así como en La Carucieña, donde también se hizo sentir el aguacero que permitió a sus habitantes llenar los tanques azules, los esposos Pedro y María de Prado, en la calle 15 con avenida 4, expresaron su alegría, pues para ellos fue una bendición, ya que no ven agua por tubería.

"Desde hace 7 años hay problemas por el sector con la distribución de agua, así que cuando llueve para nosotros es un alivio, ya con llenar algunos tobos diarios nos ahorramos bastante porque no hay que pagar cisterna", afirmó Prado.

En Pavia también recibieron la lluvia con mucho agradecimiento, sobre todo quienes siembran o crían animales. "Los chivos se alegran cuando se llenan las lagunas con la lluvia. Aquí una cisterna cobra hasta 5 dólares por cada pipa, algo que nos parece exagerado, pero dicen que el viaje es largo", dijo José Méndez.

En Carora y El Tocuyo también se reportaron lluvias, que alivian la preocupación del llenado de los embalses, los cuales comenzaron a recibir agua de la naturaleza, que garantiza abastecimientos a muchos sectores del estado Lara.

Pero con las lluvias también llegaron los apagones y fuertes bajones de luz. En horas de la madrugada, debido a los fuertes vientos y falta de mantenimiento en el sistema eléctrico, vecinos de Cabudare, barrio El Carmen y El Obelisco reportaron explosiones de transformadores.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube. 

Otras Noticias
Locales

Fallecidos por COVID-19 en Lara se elevan a 10

| comentarios

Locales

Aprehendidos tres "médicos chimbos" en Sanare

| comentarios