Crédito: Cortesía

Pacientes renales protestan por máquinas y tratamientos

Daimar Díaz| La Prensa de Lara.- Con carteles en mano y protestando de manera pacífica, el pasado viernes los pacientes renales exigieron nuevas máquinas o que reparen las que se encuentran dañadas en la clínica Razetti para poder cumplir con las diálisis que les alargará la vida.

Un total de 163 pacientes renales que cumplen tratamiento en la Razetti, aseguran que desde hace año y medio los desperfectos en las máquinas comenzaron a presentarse y hasta la fecha no han visto mejoras, pues al contrario se ven perjudicados porque hasta el número de horas de diálisis se las han reducido. 4 horas son las requeridas para realizarse las diálisis, pero sólo reciben dos, ya que esta medida ha sido la alternativa viable para poder atender a los pacientes con las 13, de las 36 máquinas que están operativas.

"Nuestra exigencia es que no nos quiten nuestro derecho a la vida, necesitamos la pronta reparación de las máquinas para poder cumplir con las diálisis de la manera que corresponde", dijo la paciente Lissett Salas.

El centro de salud sólo cuenta con tres salas de diálisis, lo que es igual a un equivalente de 13 máquinas, por lo que tienen que ser atendidos en dos grupos, 90 un día y el restante el día siguiente.

"Si todas las máquinas estuviesen operativas no pasaríamos tanto calvario para dializarnos, así que exigimos al Seguro Social que se aboque de manera inmediata", expresó Douglas Morales, presidente de la fundación S.O.S pacientes renales del estado Lara.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias