FAES dio de baja a "Noelito" en el barrio La Batalla

Jennifer Orozco | LA PRENSA de Lara.- Lo denunciaron y funcionarios le montaron cacería. Alias "Noelito", quien era homicida y supuestamente era el líder de la banda delictiva "Los Matamédicos", fue dado de baja ayer en un presunto enfrentamiento que sostuvo con funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en el sector 9, del barrio La Batalla, al oeste de Barquisimeto.

Según reporte policial, las denuncias vecinales indicaban que "Noelito" y su banda al parecer madrugaban para desarrollar atracos y hurtos en sectores adyacentes al barrio La Batalla. Los vecinos, cansados de que los presuntos delincuentes los azotaran en la mañana, señalaron a esta banda, con algunos de sus miembros, buscando que los funcionarios les pusieran los ganchos.

Al que estaba señalado como el cabecilla, alias "Noelito", lo fueron a buscar a su casa, en el sector 9 de La Batalla, ayer a las 6:00 de la mañana. El hombre, según reporte policial, estaba parado fuera de su vivienda con un arma de fuego tipo revólver en mano, al parecer a punto de salir a la calle.

Cuando "Noelito" vio que la comisión se acercaba, se fue corriendo hasta la parte de atrás de su casa, donde su patio colinda con otra vivienda, pero allí se vio acorralado y supuestamente comenzó a disparar en contra de los policías. Los de las FAES respondieron de la misma manera. "Noelito" cayó gravemente herido en el piso de tierra y fue auxiliado por la misma comisión, trasladándolo hasta el Hospital Central Antonio María Pineda, pero falleció al llegar.

En la vivienda fabricada por la Gobernación de Lara, color ladrillo con rejas negras, quedó el arma en el piso y la sangre de "Noelito". Su familia se acercó poco a poco, ya que residían en el mismo sector, pero no quisieron opinar sobre el procedimiento ni sobre la vida de "Noelito".

El hombre quedó identificado como Noel Alejandro Ysturiz Vargas de 37 años, padre de dos hijos, quien supuestamente había dicho que laboraba como herrero. "Noelito", ya sabía lo que era la vida delictiva y había pagado cárcel por un homicidio.

Su víctima fue el monitor deportivo cubano Ismael Pérez Campos, asesinado la tarde del 15 de abril de 2009, en el sector II del barrio El Caribe, frente a una bodega, cuando este entrenador compraba un litro de leche, muy cerca de la sede de la misión Barrio Adentro, donde tenia 4 meses residiendo y trabajando como instructor de ajedrez.

Noel lo mató a las 4:15 de la tarde y a las 7:00 de la noche de ese mismo día fue detenido por funcionarios de Polilara. "Noelito" ese día aceptó haber asesinado al cubano, alegando que se había confundido, pues por la espalda se parecía a "Darwinson" un enemigo suyo que andaba buscando por el sector. "Noelito" le propinó 3 balazos de cerca que mataron de manera rápida al entrenador.

Luego de aceptar, a finales del mismo mes de abril fue juzgado y sentenciado a pasar 12 años, 10 meses y cuatro días en Uribana, pena que cumplió a medias, saliendo de la cárcel con un beneficio. Pero en 2017 volvió a caer detenido por trafico de material estratégico y luego de salir siguió delinquiendo, según versión policial.

La Batalla azotada por el hampa

De día y de noche, vecinos de La Batalla y del barrio Bolívar aseguran que han tenido hasta que encadenar sus bombonas y bicicletas a los patios y porches de las viviendas, pues los malandros se meten para hurtar todo lo que consiguen.

También los robos de motos y bicicletas por la zona aumentaron en la cuarentena.

Estos habitantes aseguran que el poco patrullaje policial que estaba pasando por el oeste, desapareció la última semana y que cuando llaman a los policías, dicen que no tienen gasolina para salir en sus unidades. Dicen que ya no pueden con tantos robos.

Afirman que mientras más se cumple la cuarentena y la zona se queda sola, los hampones hacen de las suyas más fácil, siendo vulnerables.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y Youtube.

Otras Noticias