Cacería en Urdaneta acaba en tragedia

Euseglimar González | LA PRENSA de Lara.- Salir de cacería terminó en tragedia. Delbis Gabriel Rodríguez Antequera, de 20 años, murió la tarde del sábado tras accionar la escopeta con la que estaba cazando en el sector El Guaparo de Moroturo, municipio Urdaneta.

El joven salió de su casa de cacería junto a una amigo, cuando llevaban alrededor de una hora en la zona boscosa Delbis decidió accionar la escopeta que cargaba, aparentemente, por mala manipulación hubo una explosión y varios perdigones impactaron en su rostro y parte del cuerpo.

El amigo al verlo malherido salió corriendo hasta donde él estaba y trató de auxiliarlo, al mismo tiempo en el que avisaba a sus parientes lo sucedido. Al muchacho lo trasladaron hasta el ambulatorio de Moroturo y fue atendido de inmediato, pero a los pocos minutos murió.

Fuentes policiales contaron que una comisión de Polilara se trasladó hasta el sitio del suceso para corroborar lo que decía el amigo, los familiares del joven habían agarrado la escopeta y se la entregaron al cuerpo policial.

No fue sino hasta la noche del sábado que funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc se trasladaron hasta Urdaneta para hacer las experticias y el levantamiento del cuerpo. Una fuente detalló que el móvil que manejan los "petejotas" sería muerte accidental.

El cuerpo de Delbis fue trasladado ayer en la madrugada hasta la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda. LA PRENSA trató de ubicar a los familiares del joven, pero no pudo ser posible, pues no se encontraban allí.

Se pudo conocer que Delbis trabajaba como obrero en El Guaparo, misma zona en donde residía junto a su familia.

Síguenos en nuestras redes sociales como @laprensalara. Estamos en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.

Otras Noticias