Denuncia de la Ruezga Sur  "Me bañé con agua con pupú por 3 meses"

Lorena Rojas | LA PRENSA de Lara.- "Me estuve bañando con agua con pupú por tres meses", dijo Sara Ramírez quien había tenido la sospecha de que algo estaba mal con el agua, ya que cuando lavaba la ropa quedaba con mal olor, pero fue hasta que hizo la prueba con una taza blanca que confirmó sus sospechas; vio con espanto cómo el vital líquido quedaba con residuos marrones y se tornaba amarillenta.

El colapso de cloacas en el sector 6 de la Ruezga Sur tiene cinco años aproximadamente, pero ahora se ha agravado a tal punto que ya se mezcla con las aguas blancas que salen por los grifos, además de que el ir al baño es toda una odisea, pues han tenido que aplicar la "técnica de paracaídas" y lanzar los excrementos dentro de una bolsa a la quebrada para evitar bajar las pocetas y que se les devuelva el agua.

Lavar platos o ropa también es una tarea difícil, ya que tienen que botar con tobos y ollas el agua a la calle. Asimismo muchos vecinos han optado por no sacar sus carros para que al guardarlo no se traiga en los cauchos el agua negra.

Este foco de contaminación en las que se ven inmersas 580 familias del sector 6 ha hecho que haya brotes de enfermedades respiratorias y se registra la invasión de zancudos, ratas y culebras en las viviendas.

Durante la visita del equipo reporteril de LA PRENSA a la comunidad, se constató que al abrir una de las tanquillas de una de las casas salía una culebra de aproximadamente 15 cm. "Tenemos mucho miedo, hay que dormir con un ojo abierto y uno cerrado para poder estar pendientes con estos animales", manifestó Laura Santana.

Los vecinos aseguraron que ya han ido varias veces a Hidrolara para que les solucione el problema que aqueja a toda la comunidad, pero estos hacen caso omiso a la situación. "Ellos (Hidrolara) ya saben cuál es el problema que tenemos aquí, pero nunca vienen, tenemos reportes desde 2015 cuando la situación no era tan grave", señaló Olinda Giménez.

Otro temor que tienen en la comunidad es a dónde va a parar el agua, pues las calles están secas y las alcantarillas full de excremento. "El agua debe estar por debajo de las casas, tenemos miedo que en el tiempo de lluvia no podamos ni salir por el desastre que va a haber", dice Xiomara Escalona.

También destacaron que por el colapso de las mismas tienen parado el proyecto de gas por tuberías. "Nos dijeron que no podían seguir con la obra, porque en algún momento colapsarían las cloacas", dijo Escalona.

Los habitantes dicen que para qué cuidarse de la pandemia del Covid-19 si ya tienen un foco de contaminación dentro de sus casas. "Esto es como vivir en el Río Turbio; por todas partes está desbordado", comenta Escalona.

Sin servicios

Los vecinos denuncian la falta de servicios como Internet y Cantv. "Hace tiempo nos robaron los cables y desde ahí estamos sin conexión", dice Betty Timaure, quién mostró su preocupación porque ahora los niños deben tener clases online y no lo pueden hacer por la falta de señal.

Otro de los servicios de los que carece la comunidad es el agua, y aseguraron que tienen que esperar hasta 3 días para poder llenar los tanques y estar muy pendientes que esta no venga con residuos de excremento.

"A veces llega es un hilito de agua, el cual tenemos que descontaminar y estar muy pendientes que no venga sucia para poder usarla", señaló Gladys Herrera.

Ver más:
Otras Noticias
Comunidad

Urbanización Bararida inundada de basura

| comentarios

Comunidad

Comunidad El Milagro tiene ocho meses sin agua 

| comentarios

Comunidad

Vecinos de El Pedregal solventan colapso de cloacas 

| comentarios